Invertir

Balance vs. Cuenta de resultados | Principales diferencias

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Alejandro Borja.

Un balance muestra lo que una empresa posee, lo que debe y su patrimonio neto en un momento dado, mientras que una cuenta de resultados muestra los ingresos y gastos, los beneficios y las pérdidas de la empresa durante un periodo de tiempo. Infórmate sobre el valor de cada uno de ellos.

Las empresas publican los estados financieros de cada periodo contable. La mayoría de las veces consisten en:

  • Balance: ofrece una visión general de los activos y pasivos de una empresa en un momento determinado, normalmente al final de un periodo contable.
  • Cuenta de pérdidas y ganancias: ofrece una visión general de los resultados de una empresa durante un periodo de tiempo determinado.
  • Estado de flujo de caja: muestra cómo una empresa gestiona su flujo de caja.

¿Qué es una cuenta de resultados?

La cuenta de resultados resume los resultados financieros de una empresa durante un periodo de tiempo. Muestra los ingresos por ventas, el coste de las ventas y el beneficio neto atribuible a los accionistas.

Los inversores y los prestamistas comparan las cuentas de resultados de distintos periodos para determinar el rendimiento de una empresa. Se pueden crear varios ratios a partir de los datos de una cuenta de resultados. Estos incluyen

Ratio de margen de beneficio: Muestra la rentabilidad de una empresa en relación con sus ventas y gastos.

Ratios de precio-beneficio y de rentabilidad de los fondos propios: muestran la eficiencia de la asignación de capital de una empresa.

Ratio de interés compuesto: mide el margen de seguridad de una empresa en el reembolso de sus deudas.

¿Qué se incluye en una cuenta de resultados financiera?

La cuenta de resultados incluye:

Ingresos: el total de ingresos generados en un periodo determinado, dividido en ingresos de explotación o ingresos de la actividad principal de la empresa e ingresos no de explotación, como los ingresos por intereses y los ingresos por alquileres, de 45.317 millones de euros.

Pérdidas y ganancias realizadas: También conocidas como «otros ingresos», son ganancias puntuales y no recurrentes por la venta de inmuebles, participaciones minoritarias en otras empresas y filiales.

Gastos: Los gastos incurridos en el curso ordinario del negocio que incluyen el coste de los bienes y servicios vendidos de 13.646 millones de euros, que es el coste de los materiales y la mano de obra utilizados para producir bienes y servicios.

Beneficio/pérdida neto: también conocido como beneficio neto, que se determina restando los gastos totales de los ingresos totales y es de 20.505 millones de euros.

¿Qué es el balance?

El balance es una «instantánea» de lo que una empresa posee y debe en un momento dado. Por ejemplo, los estados financieros de una empresa del mes de septiembre incluirían un balance a 30 de septiembre y una cuenta de resultados de todo el mes de septiembre.

El balance muestra tres categorías:

  • Activos
  • Pasivos
  • Fondos propios.

Los inversores utilizan el balance de una empresa para determinar la eficacia con la que la dirección de la empresa utiliza sus activos y pasivos para generar ingresos. Estos ingresos aparecen en la cuenta de resultados de la empresa. La cuenta de resultados muestra los ingresos y gastos, los beneficios y las pérdidas de una empresa.

Los activos son lo que posee una empresa. Entre ellos están los bienes, el dinero, el equipo y cosas como las marcas. El pasivo es lo que debe una empresa e incluye las deudas a largo y corto plazo. El patrimonio incluye lo que sobra. El valor de una empresa se determina restando el pasivo del activo.

¿Qué dice el balance?

El balance está dividido en diferentes secciones:

  • Activos corrientes: suelen estar ordenados en función de su liquidez, es decir, los activos que pueden convertirse más fácilmente en efectivo; entre ellos se encuentran el efectivo, las existencias y los bienes.
  • Activo total: este tiene que ser igual a la suma de los fondos propios y el pasivo total.
  • Pasivo corriente: Entre ellas, se puede pedir un préstamo, emitir acciones o sacar dinero de los beneficios no distribuidos.
  • Pasivo total: el total de deudas o pasivos de una empresa, que incluye las deudas comerciales, los impuestos adeudados, los préstamos por pagar y los salarios impagados.
  • Fondos propios: la cantidad de dinero invertida originalmente en la empresa más los beneficios retenidos menos las distribuciones a los accionistas, es decir, la diferencia entre el activo y el pasivo, o el dinero que queda para los accionistas cuando la empresa paga todas sus deudas.

Para que el balance de una empresa esté «equilibrado», el total del activo debe ser igual al total del pasivo más los fondos propios:

Activo = Patrimonio + Pasivo

1. parte del activo corriente del balance

Efectivo y equivalentes de efectivo: el valor del efectivo que tiene una empresa y el valor de los equivalentes de efectivo, incluidos los valores negociables y los depósitos a corto plazo, es decir, 19.165 millones de euros en el ejemplo anterior.

Inversiones a corto plazo (valores): 111 450 millones de euros.

Cuentas por cobrar: El dinero que se debe a una empresa por bienes y servicios suministrados pero aún no pagados puede vencer en 30, 60 o 90 días, y si los inversores quieren ver el aumento de los créditos, no quieren ver los créditos a largo plazo, que son 27.349 millones de euros

Existencias: productos acabados para la venta y todas las materias primas para la producción de bienes o servicios, que ascienden a 3.411 millones de euros.

Total de activos corrientes: 174.326 millones de euros.

2. activos no corrientes en el balance

Inmovilizado material: se trata de inversiones a largo plazo con un vencimiento superior a un año que no pueden convertirse rápidamente en efectivo y que ascienden a 63.772 millones de euros.

Inversiones en acciones: 6.393 millones de euros.

Activos intangibles: incluyen marcas y propiedad intelectual por valor de 7.794 millones de euros.

3. pasivos corrientes en el balance

Los pasivos corrientes son pasivos a corto plazo que vencen dentro de un año e incluyen lo siguiente

Acreedores comerciales: Las deudas pendientes de la empresa con proveedores o vendedores por bienes y servicios suministrados son de 14.832 euros.

Compensación acumulada: todos los sueldos y salarios no pagados, que ascienden a 6.894 millones de euros.

Total del pasivo corriente: 80,528 millones de euros.

4. pasivos a largo plazo en el balance

Deuda a largo plazo: El dinero que se debe a los bancos, prestamistas o proveedores asciende a 50,039 millones de euros.

Pasivos por arrendamiento operativo: incluyen alquileres, impuestos y servicios públicos por valor de 10.050 millones de euros.

Pasivo total: 183.440 millones de euros.

Sección 5 Patrimonio neto en el balance

Patrimonio neto: es el activo neto o capital de una empresa y es el dinero que recibirían los accionistas si se pagaran todas las deudas de la empresa, es decir, 151.978 millones de euros.

Beneficios retenidos: es la parte de los ingresos netos que no se ha distribuido a los accionistas en forma de dividendos y que se destinará a la reinversión o a la amortización de la deuda, que asciende a 66,944 millones de euros.

Análisis cuenta de resultados y el balance

Un balance contiene los datos para determinar el ratio actual, el apalancamiento y la rentabilidad de los fondos propios. Una cuenta de resultados contiene los datos para elaborar ratios, entre ellos:

  • Margen bruto
  • margen de explotación
  • relación precio/beneficio
  • ratios de cobertura de intereses

Los inversores y accionistas utilizan la cuenta de resultados para evaluar el rendimiento actual de una empresa y sus perspectivas de futuro. Los prestamistas suelen prestar más atención al balance de una empresa que a su cuenta de resultados, porque les interesan los activos que pueden utilizarse como garantía.

Estado de flujo de caja

El estado de flujo de caja muestra los fondos que una empresa ha generado en un periodo determinado a partir de las operaciones, las inversiones y la financiación. La suma de estos tres elementos es el flujo de caja neto de la empresa.

Un estado de flujo de caja también muestra las salidas de efectivo de las operaciones e inversiones de la empresa. Esta declaración ayuda a los inversores a evaluar el valor de las acciones de una empresa o de la empresa en su conjunto.

Conclusión

Tanto los balances como las cuentas de resultados son muy valiosos para los inversores a la hora de analizar los resultados de las empresas. Ambos deben utilizarse para comprender mejor el modelo de negocio de una empresa y sus puntos fuertes.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas:
 

Ver más entradas de la misma categoría