Economía > Ciencias económicas

Economía del lado de la oferta

Escrito por Alejandro Borja y revisado por Xavier Tarrasó.

Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres apostamos por aportarte el mayor valor posible en todos nuestros contenidos, por eso estamos creando las mejores guías sobre economía e inversión.

En este caso, este artículo forma parte de la guía de ciencias económicas, que cuenta con 26 artículos. A la derecha de la pantalla o debajo (dependiendo de cuál sea tu dispositivo) tienes todos los artículos para poder ir de uno a otro. Espero que la disfrutes, pero sobre todo que te sea útil.

¿Qué es la teoría de la oferta?

La teoría de la oferta es un concepto económico que afirma que el aumento de la oferta de bienes conduce al crecimiento económico. Este concepto, también conocido como política fiscal del lado de la oferta, ha sido aplicado por varios presidentes estadounidenses para estimular la economía. En general, los enfoques del lado de la oferta se centran en variables que mejoran la capacidad de una economía para proporcionar más bienes y servicios.

Mientras que algunos economistas son firmes defensores de la teoría de la oferta, otros la rechazan. Los críticos sostienen que la teoría de la oferta es fundamentalmente errónea (es decir, que la oferta por sí misma no puede crear demanda), y los datos empíricos han demostrado repetidamente que ha fracasado en la práctica (por ejemplo, en el caso de los recortes fiscales de Kansas, que no generaron crecimiento).

Puntos clave

  • La economía de la oferta sostiene que un aumento de la oferta de bienes conduce al crecimiento económico de un país.
  • En la política fiscal del lado de la oferta, los profesionales suelen centrarse en los recortes de impuestos, la reducción de los tipos de interés de los préstamos y la desregulación de las industrias para aumentar la producción.
  • La política fiscal del lado de la oferta se formuló en los años 70 como alternativa a la política keynesiana del lado de la demanda.
  • La validez de esta teoría sigue siendo controvertida por razones teóricas y empíricas, con defensores en ambos lados del debate.

Comprender la teoría de la oferta

La teoría de la oferta económica suele ser utilizada por los gobiernos como base para establecer variables que mejoren la capacidad de una economía para proporcionar más bienes. En general, la política fiscal de oferta puede basarse en cualquier número de variables. No se limita, sino que trata de identificar las variables que conducirán a un aumento de la oferta y, por tanto, del crecimiento económico.

En el pasado, los teóricos de la oferta se centraron en la reducción de los tipos impositivos de las empresas, los tipos de los préstamos y la relajación de la normativa empresarial. La reducción de los tipos del impuesto sobre la renta y de los tipos de los préstamos de capital proporciona a las empresas más dinero para reinvertir. Además, una normativa empresarial más flexible puede evitar largos tiempos de tramitación y requisitos de información innecesarios que pueden inhibir la producción. En general, se comprobó que estas tres variables incentivaban más la expansión, los niveles de producción y el aumento de la capacidad.

En general, un gobierno puede adoptar cualquier número de medidas fiscales por el lado de la oferta. A menudo, la política fiscal de la oferta está fuertemente influenciada por la cultura actual. En algunos casos, la economía de la oferta puede formar parte de un plan general para aumentar la oferta nacional y abaratar los productos nacionales en relación con los extranjeros.

Los defensores de las políticas de oferta creen que tienen un efecto de goteo. La teoría es que las empresas producirán más y se expandirán si se dirigen a las variables económicas que pueden impulsar la producción de forma más eficaz. De este modo, emplean a más trabajadores y aumentan los salarios, lo que hace que los consumidores tengan más dinero en sus bolsillos. Sin embargo, la historia no ha demostrado que esto funcione en la práctica.

Teoría de la oferta vs teoría de la demanda

La teoría de la oferta y la teoría de la demanda suelen adoptar dos enfoques diferentes sobre los incentivos económicos. La teoría de la demanda fue desarrollada por John Maynard Keynes en la década de 1930 y también se conoce como teoría keynesiana. La teoría de la demanda se basa en la idea de que el crecimiento económico está impulsado por la demanda. Por ello, los defensores de esta teoría intentan reforzar a los compradores. Esto puede hacerse mediante el gasto público en educación, prestaciones de desempleo y otros ámbitos que aumenten el poder adquisitivo de los compradores individuales. Los críticos de esta teoría argumentan que puede ser más costosa, más difícil de aplicar y producir resultados menos deseables.

En general, se han realizado muchos estudios a lo largo de los años que apoyan la política fiscal tanto por el lado de la oferta como de la demanda. Sin embargo, los estudios han demostrado que, debido a numerosas variables y factores ambientales y económicos, puede ser difícil determinar los resultados con un alto grado de certeza y determinar el resultado exacto de una teoría o conjunto de políticas.

Historia de la economía de la oferta

Para esto vamos a ir a Estados Unidos y ver cómo se ha ejecutado allí, ya que todos los países le acaban siguiendo

La curva de Laffer ha dado forma al concepto de la teoría de la oferta. La curva fue desarrollada por el economista Arthur Laffer en la década de 1970 y afirma que existe una relación directa entre los ingresos fiscales y el gasto público, principalmente que son sustitutos entre sí. La teoría es que la pérdida de ingresos fiscales se compensa con un mayor crecimiento, por lo que los recortes fiscales son la mejor opción de política fiscal.

En los años 80, el presidente Ronald Reagan utilizó la teoría de la oferta para combatir la estanflación que siguió a la recesión de principios de los 90. La política fiscal de Reagan, también conocida como Reaganomics, se centró en los recortes de impuestos, la reducción del gasto social y la desregulación de los mercados nacionales. El producto interior bruto (PIB) aumentó una media del 3,5% con Reagan, del 2,25% con George H. W. Bush (republicano), del 3,88% con Bill Clinton (demócrata), del 2,2% con George W. Bush (republicano), del 1,62% con Barack Obama (demócrata) y del 0,95% con Donald Trump (republicano).

3.5%

El PIB medio bajo el estímulo fiscal de la oferta de la administración Reagan.

Esta política fiscal de recortes de impuestos para estimular el crecimiento económico siguió siendo popular entre los presidentes estadounidenses en las décadas siguientes. En 2001 y 2003, el presidente George W. Bush también introdujo amplios recortes fiscales. Esto afectaba a los ingresos ordinarios, los dividendos y las ganancias de capital, entre otras cosas.

En 2017, el presidente Donald Trump firmó una ley fiscal basada en principio en la economía de la oferta. La Ley de Recortes Fiscales y Empleos (TCJA, por sus siglas en inglés) redujo los impuestos, tanto de la renta como de las empresas, con la esperanza de estimular el crecimiento. Desde entonces, las disposiciones han beneficiado de forma desproporcionada a las rentas altas y han perjudicado a algunos contribuyentes de la clase media y trabajadora.

Durante su presidencia, Trump también hizo hincapié en las políticas fiscales del lado de la oferta mediante acuerdos comerciales que aumentaron los aranceles a los productores internacionales para permitir que las empresas estadounidenses produjeran más.

Los críticos de este tipo de política señalan la creciente tendencia de las empresas a realizar recompras de acciones. Las recompras se producen cuando las empresas devuelven a sus accionistas el dinero que podrían ganar con la reducción de impuestos, en lugar de invertir en nuevas plantas, equipos, negocios innovadores o en sus empleados.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas: