Economía > Ciencias económicas

Economía social

Escrito por Alejandro Borja y revisado por Xavier Tarrasó.

Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres apostamos por aportarte el mayor valor posible en todos nuestros contenidos, por eso estamos creando las mejores guías sobre economía e inversión.

En este caso, este artículo forma parte de la guía de ciencias económicas, que cuenta con 26 artículos. A la derecha de la pantalla o debajo (dependiendo de cuál sea tu dispositivo) tienes todos los artículos para poder ir de uno a otro. Espero que la disfrutes, pero sobre todo que te sea útil.

¿Qué es la economía social?

La economía social es una ciencia social y una rama de la economía que se ocupa de las relaciones entre el comportamiento social y la economía. La economía social también se llama socioeconomía.

La economía social se ocupa principalmente de la interacción entre los procesos sociales y las actividades económicas de una sociedad. La economía social puede intentar explicar el comportamiento de un determinado grupo social o clase socioeconómica dentro de una sociedad, incluido su comportamiento como consumidores.

Puntos clave

  • La economía social es una ciencia social y una rama de la economía que se ocupa de las relaciones entre el comportamiento social y la economía.
  • Los economistas sociales pueden tomar prestadas herramientas de otras ciencias sociales, como la psicología o la sociología.
  • Las teorías socioeconómicas suelen tener en cuenta factores ajenos a la economía tradicional, como el impacto del medio ambiente y la ecología en el consumo y la riqueza.
  • La economía social puede intentar explicar el comportamiento de un determinado grupo social o clase socioeconómica dentro de una sociedad, incluido su comportamiento como consumidores.
  • Los economistas sociales pueden estudiar los factores y las opciones relacionadas con el nivel educativo, el estado de salud o la participación en la delincuencia o la violencia.

Comprender la economía social

Las teorías de la economía social a veces se apartan de las teorías económicas convencionales. Pueden considerar factores que quedan fuera del ámbito de la economía tradicional, como el impacto del medio ambiente y la ecología en el consumo y el bienestar.

Los economistas sociales suelen estudiar las diferentes opciones económicas de las personas que pertenecen a diferentes clases socioeconómicas (Grupo de individuos con características muy similares). Estas características incluyen la situación social y económica, el nivel educativo, la ocupación actual y la etnia o la riqueza.

Las diferentes clases socioeconómicas pueden tener diferentes prioridades en cuanto a la forma de gastar su dinero o pueden no poder comprar ciertos bienes o servicios debido a las limitaciones de ingresos. Estos bienes o servicios pueden incluir el acceso a una atención sanitaria avanzada o completa, a oportunidades educativas y a la posibilidad de comprar alimentos que cumplan determinadas pautas dietéticas.

Hay dos perspectivas principales sobre la economía social. Aunque sus enfoques son opuestos, pueden considerarse complementarios. La primera, desarrollada por el premio Nobel Gary Becker, aplica las herramientas teóricas y aplicadas básicas de la microeconomía neoclásica a ámbitos del comportamiento humano que no se consideran tradicionalmente parte de la economía, como el crimen y el castigo, el abuso de sustancias, el matrimonio y las decisiones familiares.

La segunda perspectiva aplica ideas de otras ciencias sociales, como la sociología, la psicología y la investigación sobre la identidad de los grupos, a cuestiones económicas como el comportamiento de los consumidores y los mercados de trabajo. Estos economistas sociales utilizan la historia, la actualidad, la política y otras ciencias sociales para predecir las tendencias sociales que pueden afectar a la economía. Este aspecto de la economía social es el objeto de este artículo.

Apunte rápido: Además de los ingresos, el estatus socioeconómico también está relacionado con factores como la educación, la estructura familiar, la ocupación y la pertenencia a determinados grupos étnicos minoritarios.

El impacto de la economía social

Según la Asociación Americana de Psicología, los factores socioeconómicos pueden revelar desigualdades de riqueza, educación o estatus. Estos factores contextuales pueden influir en las elecciones vitales de una persona, como la elección de su carrera o de su familia.

A continuación se explican algunas de estas relaciones socioeconómicas:

Familias

Existen fuertes relaciones entre el estatus socioeconómico y la estructura familiar, así como otros resultados como el comportamiento de los padres y el desarrollo del niño. Los hogares monoparentales tienen más probabilidades de tener bajos ingresos y los hogares con bajos ingresos tienen más probabilidades de sufrir violencia doméstica y abandono infantil. Estas desigualdades también se manifiestan en peores resultados de salud más adelante en la vida.

Educación

Los niños con un estatus socioeconómico más bajo suelen tener un peor desarrollo de la lectura y el lenguaje y peores habilidades sociales cuando entran en la escuela. Más adelante, estos déficits pueden traducirse en un menor nivel educativo y, finalmente, en menores ingresos en la edad adulta.

Estatus étnico y de minoría

Existen fuertes correlaciones entre el estatus socioeconómico y la pertenencia a minorías indígenas u otras minorías étnicas, especialmente las que han sido históricamente discriminadas. Pertenecer a algunos grupos minoritarios puede estar asociado a niveles más altos de desempleo o abuso de sustancias y a una peor salud mental y física.

Violencia

Aunque la violencia interpersonal puede darse en todos los estratos socioeconómicos, las personas de entornos socioeconómicos más bajos suelen tener más probabilidades de sufrir violencia, especialmente en la infancia. La violencia puede tener un impacto negativo en las perspectivas educativas y laborales, y la violencia doméstica es una de las principales causas de la falta de vivienda.

Ejemplo de economía social

El estatus socioeconómico de una persona puede tener un impacto significativo en sus logros educativos y en su seguridad económica. Las personas de familias acomodadas tienen más probabilidades de cursar estudios superiores, mientras que las de familias con bajos ingresos no suelen tener las mismas oportunidades.

Las familias con bajos ingresos, por ejemplo, no pueden permitirse pagar la participación de sus hijos en deportes de equipo, clases de música o clases particulares que les permitirán tener éxito en el futuro (y les darán más confianza para afrontar otros retos). Además, estos niños pueden asistir a escuelas superpobladas en las que la enseñanza carece de fondos o de personal.

Es más probable que un mayor nivel educativo aumente su potencial de ingresos y les proporcione oportunidades de relacionarse con personas de estatus social similar o superior y de crear redes sociales útiles.

Por otro lado, alguien que vive en el umbral de la pobreza o por debajo de él puede no tener acceso a la educación superior. Muchos estudios han descubierto que los niños pequeños de familias que viven en el umbral de la pobreza o por debajo de él desarrollan sus habilidades académicas más lentamente que los niños de entornos más acomodados. El bajo nivel socioeconómico también se asocia con un desarrollo cognitivo, un lenguaje, una memoria y un procesamiento socioemocional deficientes y, en consecuencia, con bajos ingresos y una mala salud en la edad adulta.

Además, los sistemas escolares de las comunidades que albergan principalmente a personas que viven por debajo del umbral de la pobreza suelen carecer de recursos adecuados, lo que afecta negativamente al progreso y los logros académicos de los alumnos. Unas aptitudes y un progreso académicos deficientes, combinados con unas elevadas tasas de abandono escolar, pueden tener un impacto a largo plazo en el éxito educativo de los niños. ¿Cuáles son ejemplos de factores socioeconómicos? Además de los ingresos, el estatus socioeconómico incluye otros factores como el nivel educativo, la seguridad económica, los factores ambientales y las percepciones subjetivas de estatus y clase social.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el bienestar socioeconómico?

El bienestar socioeconómico se refiere a la combinación de factores sociales y económicos que producen los mejores resultados para la salud y el bienestar de una persona. Aunque no es esencial tener unos ingresos elevados, un nivel adecuado de seguridad económica es un factor importante para la salud mental y física y los resultados educativos.

¿Cómo se mide el estatus socioeconómico?

Según la Comisión Nacional de Estadísticas Vitales y de Salud, hay tres medidas importantes para determinar la situación socioeconómica de una persona: Ingresos, educación y ocupación. La Asociación Americana de Psicología también recomienda que se tenga en cuenta el tamaño de la familia, ya que el número de personas empleadas y dependientes en un hogar tiene un gran impacto en la seguridad económica de la familia. También se pueden tener en cuenta factores subjetivos como el prestigio profesional o la percepción subjetiva de la clase social.

¿Qué ingresos se consideran un nivel socioeconómico bajo?

Aunque los ingresos no son el único indicador de la situación sociológica de una persona, son una medida importante de la capacidad de una persona para conseguir mejores resultados en materia de salud y educación. En Estados Unidos, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) mide el nivel de ingresos como porcentaje de la renta media del área (AMI). Una familia que gana menos del 80% del AMI se considera de bajos ingresos y una familia que gana menos del 50% del AMI se considera de muy bajos ingresos. Estas categorías se utilizan para los vales de vivienda y otras ayudas.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas: