Economía

Estanflación: definición, causas y consecuencias

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Alejandro Borja.

La estanflación es un fenómeno económico caracterizado por periodos de alta inflación, escaso o nulo crecimiento y alto desempleo. Antes de la década de 1970, las principales teorías económicas suponían que la inflación casi siempre aumentaba cuando el desempleo era bajo y disminuía cuando el desempleo era alto. Desde entonces, los economistas han tenido que perfeccionar sus teorías económicas.

¿Qué es la estanflación?

La estanflación es un término utilizado para describir una economía con alta inflación, alto desempleo y un crecimiento económico lento o nulo. El término es un acrónimo de las palabras PIB estancado e inflación.

En los años 70 y 80, la mayoría de las grandes economías tuvieron períodos de estanflación. Esto sorprendió a los economistas, ya que la teoría económica imperante en aquel momento, la teoría macroeconómica keynesiana, suponía que un aumento de la inflación y del desempleo no podían producirse simultáneamente.

Esto se basaba en parte en la curva de Phillips, un modelo económico que sostenía que había una relación inversa entre el desempleo y la inflación. Desde entonces, los economistas han identificado muchos factores posibles que pueden influir en la estanflación, como una repentina crisis de oferta y políticas gubernamentales perjudiciales.

Nota: Aunque la estanflación fue habitual en los años 70 durante la crisis del petróleo y en los 80, ya no es un problema en los últimos tiempos. Los gobiernos han colaborado estrechamente con los bancos centrales para vigilar e intervenir en la inflación sin perjudicar los resultados económicos y para evitar acciones que pudieran conducir a la estanflación.

Estanflación en 2022

Algunos economistas temían que en 2022 hubiera signos de estanflación en EEUU, ya que la fuerte recuperación de la demanda de los consumidores en el año anterior estuvo acompañada de importantes problemas en la cadena de suministro que provocaron un aumento de los precios. La invasión rusa de Ucrania también ha provocado un aumento de los precios de los combustibles, mientras la Reserva Federal de EE.UU. inicia su campaña de subida de los tipos de interés. El impacto de la estanflación es que, si persiste, puede conducir a una disminución creciente del PIB, lo que podría llevar a una recesión.

¿Qué causa la estanflación?

Las causas de la estanflación son objeto de un acalorado debate entre los economistas, ya que la teoría económica dominante no creía que fuera posible antes de la década de 1970, cuando hubo muchas estanflación, porque la curva de Phillips apoyaba la teoría de que el desempleo y la inflación son inversamente proporcionales. Sin embargo, los economistas han propuesto diversas teorías sobre las causas de la estanflación.

1. choque de suministro

Según la teoría del choque de la oferta, la estanflación se produce como resultado de una disminución repentina de la oferta de un servicio o bien. Esto conduce a un aumento drástico de los precios, que reduce los márgenes de beneficio de la mayoría de las empresas y frena el crecimiento económico.

2. mala política monetaria

La teoría de la mala política afirma que la estanflación suele ser el resultado de una mala política económica. Los intentos de los bancos centrales y de los gobiernos de regular sus economías suelen conducir a decisiones equivocadas. Por ejemplo, antes de la década de 1970, con la Ley de Empleo de 1946, Estados Unidos se centró en el máximo empleo en toda la economía, lo que provocó un aumento involuntario de la inflación y perjudicó al empleo y al crecimiento.

La acción del gobierno para regular la economía también puede tener un impacto, como ilustra la estrategia de Nixon de devaluar el euro y congelar los salarios y los precios, conocida como el Choque de Nixon. En última instancia, los bancos centrales y los legisladores se debaten sobre cómo combatir la estanflación, ya que las intervenciones para apoyar sus objetivos de estabilidad de precios, bajo desempleo y crecimiento económico pueden entrar en conflicto.

3 Acumulación diferencial

La teoría de la acumulación diferencial desarrollada por los economistas Jonathan Nitzan y Shimshon Bichler para explicar la estanflación afirma que existe un vínculo entre las fusiones y adquisiciones, la estanflación y la globalización. Al igual que en la teoría del choque de la oferta, argumentan que la acumulación diferencial conduce a fusiones y adquisiciones, que concentran el poder de reducir la oferta de productos básicos y el capital acumulado en menos manos y conducen a un mayor riesgo de estanflación.

4. Dirigido por la demanda

La teoría de la estanflación propuesta por el economista Eduardo Loyo, la teoría de la demanda-tracción, afirma que la estanflación puede surgir de los choques monetarios únicamente, sin necesidad de choques de oferta. Esto ocurre cuando los gobiernos adoptan medidas de restricción monetaria, como la subida del tipo de interés oficial o la reducción de la oferta monetaria.

5. Impulso de los costes

La teoría del empuje de los costes considera que la inflación por el lado de la oferta es la principal causa de la estanflación. En este caso, el aumento de los precios conduce al desempleo porque generalmente reduce los márgenes de beneficio de las empresas, lo que a su vez conduce a una disminución de la producción económica. La inflación por el lado de la oferta también puede verse afectada por cosas como los aranceles, los aumentos salariales o la escasez de mano de obra.

6 El fin del patrón oro

Históricamente, la supresión por parte de Nixon de la convertibilidad del euro estadounidense en oro, que supuso el fin del sistema de Bretton Woods, fue teóricamente uno de los factores de la estanflación de los años 70. El patrón oro hizo que EEUU fuera vulnerable a los auges de oro, ya que había más euros en manos extranjeras que reservas de oro en EEUU. En 1971, Nixon cerró la ventana de oro que permitía cambiar euros por oro. En 1976, el valor del euro estadounidense se desvinculó oficialmente del oro. Ambas medidas devaluaron el euro, lo que perjudicó la inflación y el crecimiento económico y condujo a la estanflación.

Recuerda: No todos los economistas están de acuerdo en las causas de la estanflación. El tema sigue siendo controvertido. Pero la mayoría está de acuerdo en que la estanflación es un problema.

Las consecuencias de la estanflación económica

¿Cuáles son las consecuencias de la estanflación para los ciudadanos? Cuando se produce la estanflación, afecta directamente a la asequibilidad y dificulta a muchas personas la satisfacción de sus necesidades básicas, especialmente a los desempleados. Para los que trabajan, la estanflación podría provocar la pérdida de puestos de trabajo y la reducción de los salarios, lo que reduciría la confianza de los consumidores y su poder adquisitivo.

Los inversores también sufren la estanflación. La estanflación suele provocar una reducción de los márgenes de beneficio debido al aumento de los precios de los insumos y a la disminución de las ventas. Esto afecta al mercado de valores, ya que el S&P 500 ha ganado una media del 2,5% por trimestre en los últimos 60 años, en comparación con el -2,1% durante los periodos de estanflación, según un informe de Goldman Sachs. La estanflación puede afectar directamente a los inversores al reducir el crecimiento de los beneficios empresariales por acción, lo que a su vez afecta a los precios de las acciones.

Los inversores en dividendos también pueden verse afectados negativamente cuando las empresas recortan o suspenden los dividendos para ahorrar dinero. Para los que han invertido en acciones de crecimiento, las pérdidas podrían ser significativas, ya que muchos inversores han esperado objetivos de crecimiento que la estanflación hace difíciles de alcanzar.

Si la estanflación se prolonga lo suficiente, algunas empresas podrían quebrar, lo que supondría importantes pérdidas para los inversores. La incapacidad de las empresas para pagar sus deudas también afectaría probablemente a los precios de los bonos. Sin embargo, hay formas de que los inversores se cubran contra el riesgo de inflación, por ejemplo, mediante fondos de inversión diseñados específicamente para épocas de alta inflación.

Los inversores preocupados por el impacto de la estanflación en sus carteras deberían cambiar su estrategia de inversión u optar por valores de primera línea en sectores clave con beneficios sólidos que probablemente resistan la estanflación o se recuperen rápidamente.

La estanflación podría afectar al comercio internacional al aumentar los precios mundiales de las materias primas para todo, incluidos los alimentos, encareciendo considerablemente los negocios y elevando aún más la inflación. El desempleo nacional o mundial también podría reducir la producción económica mundial, la confianza de los consumidores y el gasto, aumentando el desempleo en más regiones a medida que el comercio mundial se interconecta.

Las diferentes políticas nacionales para combatir la estanflación también pueden afectar al comercio mundial, ya que estas políticas crean diferentes condiciones para la recuperación que pueden entrar en conflicto. Esto suele afectar más a los países emergentes y en desarrollo, ya que muchos de ellos no pueden aplicar las políticas monetarias o los programas de estímulo que otros países utilizan para luchar contra la estanflación, debido a sus elevados ratios de déficit.

Ejemplo de estanflación desde los años 70

El ejemplo más citado de estanflación es la crisis del petróleo de los años 70. En octubre de 1973, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) impuso un embargo a los envíos de petróleo a Estados Unidos y a los aliados europeos de Israel en respuesta al apoyo occidental a Israel en la Guerra del Yom Kippur.

El embargo petrolero provocó un aumento inmediato de los precios del petróleo de más del 300%. Esto causó grandes problemas en los Estados Unidos, que dependen del automóvil, donde los precios del petróleo siguieron siendo altos incluso después de que el embargo terminara en marzo de 1974. Esto coincidió con el traslado de los puestos de trabajo de la industria manufacturera fuera de EEUU para ahorrar en costes laborales y con el aumento de los costes de la guerra de Vietnam, y condujo a una prolongada estanflación en la que los altos precios del petróleo provocaron un rápido aumento de la inflación, el incremento del desempleo y el estancamiento económico.

El desplazamiento de la economía estadounidense desde la industria manufacturera a los puestos de trabajo del sector de los servicios con bajos salarios estancó el crecimiento de los salarios reales y provocó un descenso de la confianza de los consumidores y un menor gasto, lo que agravó aún más la crisis.

El presidente Richard Nixon intentó aliviar la estanflación de los años 70 devaluando el euro y anunciando una congelación de precios y salarios. Sin embargo, esta estrategia no funcionó y es considerada por Jeremy Siegel, un destacado economista, como uno de los mayores errores de la política económica estadounidense. Muchos economistas creen hoy en día que el aumento de la oferta monetaria por parte de la Reserva Federal fue el principal factor de la crisis de estanflación de los años 70.

En aquella época, se pensaba que una inflación elevada conducía a un desempleo bajo, pero en los años 70 tanto el desempleo como la inflación aumentaron. Acabar con la estanflación exigía una reorientación de la política económica centrada en el bajo desempleo y la estabilidad de los precios.

Recordemos que no todos los economistas creen que el embargo y la escasez de petróleo fueron la razón principal de la estanflación de los años 70.

Respuestas a la estanflación

Enfrentarse a la inflación es difícil para los bancos centrales y los responsables políticos, porque abordar un aspecto del problema puede tener un impacto negativo en otro aspecto del problema. Por ejemplo, la subida de los tipos de interés aumenta el coste del crédito y reduce la demanda, lo que disminuye la inflación, pero también provoca un menor crecimiento del PIB.

La respuesta monetarista

Una respuesta monetarista a la estanflación sería reducir la inflación, aunque ello conlleve un mayor desempleo y un menor crecimiento económico a corto plazo. Esta estrategia fue utilizada por el gobierno conservador británico entre 1979 y 1984 y condujo a la recesión.

Respuestas del lado de la oferta

El aumento de la oferta agregada mediante políticas que ayuden a las empresas a reducir costes y aumentar la eficiencia, como la desregulación y la suspensión de los aranceles, podría utilizarse para combatir la inflación que impulsa los costes. Sin embargo, estas estrategias suelen descartarse como medidas nacionales para hacer frente a las limitaciones de la oferta mundial.

Reacciones a los controles salariales

Si la estanflación está causada por los aumentos salariales, podrían introducirse controles salariales para limitar los rápidos aumentos salariales que provocan la inflación de los precios y reducen los márgenes de beneficio.

Respuestas neoclásicas

El economista Friedrich Hayek sugirió que los gobiernos deberían luchar contra la inflación poniendo fin a sus políticas monetarias expansivas y esperando a que los precios se ajusten en el mercado libre. Esto significa reducir cosas como la expansión de la oferta monetaria y la bajada de los tipos de interés.

Esperando respuestas

Muchos economistas creen que lo mejor que se puede hacer ante la estanflación es no hacer nada. A veces, la estanflación puede corregirse por sí sola con el tiempo, y las intervenciones para tratar de detenerla podrían conducir a una recesión con una drástica caída del PIB.

Cobertura contra la inflación

Los inversores preocupados por el impacto de la estanflación en sus carteras deberían cambiar su estrategia de inversión u optar por valores de primera línea en sectores clave con beneficios sólidos que probablemente resistan la estanflación o se recuperen rápidamente.

Hay otras formas de protegerse contra el riesgo de inflación, como invertir en fondos específicamente diseñados para períodos de alta inflación. Como en cualquier mercado o entorno económico, los inversores a largo plazo harían bien en mantener la diversificación, seguir calculando el promedio del coste en euros y ajustar el equilibrio de sus carteras regularmente.

Conclusión

Los economistas se han esforzado durante mucho tiempo por comprender qué causa la estanflación y cuál es la mejor manera de responder cuando se produce. Aunque hay muchas teorías, son muy discutidas. La estanflación es un problema difícil de resolver, lo que dificulta la respuesta eficaz de los bancos centrales y los responsables políticos.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas:
 

Ver más entradas de la misma categoría