Ciencias económicas > Macroeconomía

Inflación de la demanda: definición y causas

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Alejandro Borja.

La inflación de la demanda es un tipo de inflación que se produce cuando aumenta la demanda de bienes y servicios. Este tipo de inflación suele estar causada por el crecimiento económico general, la innovación tecnológica o el aumento de la tasa de inflación. Cuando esto ocurre, puede aumentar el empleo e impulsar la economía, pero también aumenta el precio de los bienes.

¿Qué es la inflación impulsada por la demanda?

La inflación impulsada por la demanda es un tipo de inflación que se produce cuando aumenta la demanda de bienes y servicios por parte de los consumidores. Esto hace que los precios suban, ya que las empresas intentan satisfacer el aumento de la demanda porque no hay suficiente oferta. Históricamente, ésta ha sido la causa más común de la inflación.

La teoría de la demanda es un concepto que explica la inflación en economía y describe el resultado de un desequilibrio entre la oferta agregada y la demanda agregada. En otras palabras: Cuando la demanda supera a la oferta de un producto, el precio sube. Los economistas suelen referirse a este fenómeno como «demasiados euros para muy pocos bienes».

Inflación por el lado de la demanda e inflación por el lado de los costes

La inflación por empuje de costes se refiere al aumento de los precios debido al incremento de los costes de producción. La inflación por el lado de la demanda es más común y se refiere al aumento de los precios debido a una mayor demanda de bienes y servicios. La inflación por el lado de la demanda suele ser más cara que la inflación por el lado de los costes.

Las principales diferencias entre los dos tipos de inflación son sus causas. La inflación por el lado de la demanda suele estar causada por una demanda superior a la oferta, mientras que la inflación por el lado de los costes suele estar causada por un aumento de los precios de los productos básicos (es decir, la demanda no ha cambiado, pero los costes han aumentado). Así pues, mientras que la inflación por el lado de la demanda está causada por los consumidores, la inflación por el lado de los costes está causada por la propia cadena de suministro.

Causas de la inflación de la demanda

La inflación por el lado de la demanda suele estar causada por una demanda de los consumidores que supera la oferta total disponible. La demanda de los consumidores puede tener varias causas, como:

1. un aumento de la tasa de inflación

Cuando la tasa de inflación sube, la demanda de bienes y servicios suele aumentar porque la gente quiere proteger su dinero comprando bienes mientras sean asequibles. Por ejemplo, si una familia quiere añadir una piscina a su casa dentro de dos años, pero la inflación es alta, es posible que realice esta compra antes que después, lo que provocará un aumento de la demanda de piscinas a corto plazo (que puede aumentar las presiones inflacionistas).

2. el crecimiento económico global

Cuando la economía va bien, la demanda de bienes y servicios suele aumentar porque la gente tiene más dinero para gastar. Esto es el resultado de un mayor número de personas empleadas o de un mercado laboral competitivo que ha aumentado los salarios de muchos. Los consumidores también gastan más dinero cuando no tienen que preocuparse por su trabajo. Una economía en crecimiento hace que los consumidores se sientan bien.

3 Innovación tecnológica

Cuando se introducen nuevas tecnologías, suele aumentar la demanda de los productos y servicios que las soportan. Por ejemplo, cuando se lanza un nuevo iPhone, hay una demanda inmediata de una funda para proteger el teléfono. Cuando los iPhones eran relativamente nuevos, solo había unos pocos proveedores que fabricaban estas fundas. Esto significaba que la demanda a menudo superaba a la oferta y la gente pagaba más de lo que estaría dispuesta a pagar hoy.

Aunque éstas son las tres causas principales de la inflación inducida por la demanda, también puede ser causada por cosas como el gasto público, el aumento de la impresión de dinero o la inflación de activos cuando una moneda se devalúa.

Ventajas y desventajas de la inflación basada en la demanda

La inflación impulsada por la demanda puede impulsar la economía y ser un indicio de una elevada tasa de empleo entre la población. Pero también hace subir los precios y puede aumentar los costes de los préstamos. Veamos con más detalle las principales ventajas y desventajas de la inflación basada en la demanda.

Las ventajas de la inflación basada en la demanda

Las ventajas de la inflación basada en la demanda para la economía son las siguientes:

  • Ajustes salariales: Cuando se produce una inflación impulsada por la demanda, los salarios de los puestos de trabajo en el extremo inferior de la escala salarial pueden aumentar hasta alcanzar lo que muchos consideran un «salario digno». Esto es claramente positivo para estos trabajadores.
  • Más empleo: Una mayor demanda crea más puestos de trabajo y salarios más altos a corto plazo. Sin embargo, esto podría durar poco si la demanda de los consumidores empieza a caer con la estructura de precios más alta.
  • Estimula la economía: El miedo a la subida de precios puede tener un efecto estimulante en la economía general a corto plazo, ya que anima a los consumidores a comprar ahora.

Las desventajas de la inflación por atracción de la demanda.

Las desventajas de la inflación de demanda para la economía son las siguientes:

  • Aumento de los precios: El aumento de la demanda puede provocar una subida de precios y una disminución del poder adquisitivo, ya que los consumidores intentan comprar bienes con su dinero. Cuando la demanda supera los niveles normales, se gastan demasiados euros en muy pocos bienes, lo que provoca presiones inflacionistas por el lado de la demanda, como subir los tipos de interés o un descenso de la fuerza del euro.
  • Aumento de la presión inflacionista: La inflación impulsada por la demanda puede aumentar las oportunidades de empleo a corto plazo, pero acabará provocando presiones inflacionistas impulsadas por la demanda, como subir los tipos de interés o un descenso de la fuerza del euro. Esto puede paralizar una economía si no se controla.
  • Distorsiona el valor del euro: Como los precios cambian constantemente durante este periodo, resulta difícil determinar el verdadero valor del euro para los consumidores, los bancos y los prestamistas. Suele ser un efecto a corto plazo, pero también puede afectar a otros valores, como el coste de los préstamos.

Ejemplo de inflación de la demanda

Para entender realmente cómo funciona la inflación a través del tirón de la demanda, veamos cómo podría afectar a una empresa ficticia. Supongamos que Widgetized es una empresa que fabrica widgets en Estados Unidos. La demanda de su producto aumenta porque la demanda de widgets aumenta en el mercado mundial.

Como la demanda de su producto aumenta, Widgetized necesita aumentar su producción. Para ello, necesitan contratar más empleados y comprar más materias primas. Hay que formar a nuevos empleados, y la empresa puede pagar más de lo normal para adquirir los materiales necesarios para producir el widget. Todo ello eleva los precios y la posibilidad de nuevas presiones inflacionistas debido a la demanda.

Además, los widgets de Widgetized acaban de experimentar una revolución tecnológica que supera a los de sus competidores. Añade una nueva función que facilita a los consumidores el uso de estos widgets en su vida diaria. Widgetized solo puede ofrecer esta nueva tecnología con un nuevo chip informático de la empresa de hardware Chipped.

Esto aumenta la demanda de las patatas fritas de Chipped y obliga a la empresa a subir sus precios para satisfacer la nueva demanda. Esto podría dar lugar a que el precio de los widgets originales aumente aún más debido a esta demanda, ya que Widgetized paga este mayor coste debido a la demanda real creada.

Conclusión

La inflación impulsada por la demanda puede ser buena para la economía a corto plazo, pero hay que vigilarla de cerca. Cuando la demanda aumenta, puede dar lugar a un aumento de los precios y a presiones inflacionistas que podrían llegar a paralizar una economía. Es importante entender las causas de la inflación de la demanda para poder reconocerla cuando se produzca.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas:
 

Ver más entradas de la misma categoría