Invertir

Prima de riesgo

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Alejandro Borja.

¿Qué es la prima de riesgo?

La prima de riesgo es el rendimiento esperado de un activo por encima del rendimiento sin riesgo. Además es una forma de dar rentabilidad a los inversores.

Representa un pago a los inversores que toleran el riesgo adicional de una determinada inversión en comparación con un activo sin riesgo.

Los bonos de alta calidad emitidos por empresas consolidadas con grandes beneficios, por ejemplo, suelen tener un bajo riesgo de impago. Por lo tanto, estos bonos pagan un tipo de interés más bajo que los bonos emitidos por empresas menos establecidas, con una rentabilidad incierta y un mayor riesgo de impago. Los tipos de interés más altos que pagan estas empresas menos consolidadas es la forma en que se compensa a los inversores por su mayor apetito de riesgo.

Puntos clave

  • La prima de riesgo es el rendimiento esperado de un activo por encima del rendimiento sin riesgo.
  • Los inversores esperan ser compensados por el riesgo que asumen cuando realizan una inversión. Esto adopta la forma de una prima de riesgo.
  • La prima de riesgo de las acciones es la prima que los inversores esperan recibir por asumir el riesgo relativamente mayor del mercado de acciones.

Cómo funciona la prima de riesgo

Piensa en la prima de riesgo como una forma de prima de riesgo para tus inversiones. Un trabajador que realiza una actividad peligrosa espera una prima de riesgo que le compense por los riesgos que asume. Lo mismo ocurre con las inversiones de riesgo. Una inversión de riesgo debe ofrecer un rendimiento potencial mayor para compensar al inversor por el riesgo de perder todo o parte de su capital.

Esta compensación adopta la forma de una prima de riesgo, es decir, un rendimiento adicional por encima de lo que los inversores sin riesgo pueden ganar en inversiones como los bonos del Estado de EEUU. La prima compensa a los inversores por la perspectiva de perder su dinero en una empresa que fracasa y solo se gana realmente si la empresa tiene éxito.

La prima de riesgo puede interpretarse como una recompensa real por los beneficios, porque las inversiones arriesgadas son intrínsecamente más rentables si tienen éxito. Es poco probable que las inversiones en mercados bien diversificados -que suelen tener resultados predecibles- cambien el mundo. Por el contrario, es más probable que las innovaciones que cambian el paradigma provengan de iniciativas nuevas y arriesgadas. Este tipo de inversiones puede ofrecer potencialmente rendimientos superiores a la media, que un empresario puede utilizar para recompensar a sus inversores. Este incentivo principal es la razón por la que algunos inversores eligen inversiones más arriesgadas porque saben que pueden obtener potencialmente mayores rendimientos.

Coste de la prima

Una prima de riesgo puede ser costosa para los prestatarios, especialmente los que tienen perspectivas dudosas. Estos prestatarios tienen que pagar a los inversores una mayor prima de riesgo en forma de tipos de interés más altos. Sin embargo, si asumen una mayor carga financiera, pueden poner en peligro sus propias posibilidades de éxito y aumentar así el riesgo de impago.

En este contexto, a los inversores les interesa considerar cuánta prima de riesgo necesitan. De lo contrario, podría resultarles difícil recuperar la deuda en caso de impago. En muchas insolvencias relacionadas con la deuda, los inversores solo recuperan unos pocos céntimos de su inversión, a pesar de que inicialmente se les prometió una elevada prima de riesgo.

Importante: Los economistas reconocen que existe una prima de equidad en el mercado, pero están igualmente confundidos sobre su propósito. Esto se conoce como el enigma de la prima de la renta variable.

La prima de riesgo de las acciones

La prima de riesgo de la renta variable (PRA) se refiere al exceso de rentabilidad que ofrece una inversión en el mercado de valores con respecto a un tipo sin riesgo. Este exceso de rendimiento compensa a los inversores por asumir el riesgo relativamente más alto del mercado de valores. La cuantía de la prima se basa en el nivel de riesgo de una cartera concreta y también cambia con el tiempo según fluctúe el riesgo de mercado. Por regla general, las inversiones más arriesgadas se recompensan con una prima más alta. La mayoría de los economistas coinciden en que el concepto de prima de riesgo es válido para la renta variable: a largo plazo, los mercados compensan más a los inversores por asumir el mayor riesgo de invertir en renta variable.

La prima de riesgo de las acciones puede calcularse de diversas maneras, pero suele estimarse mediante el Modelo de Precios de los Activos de Capital (CAPM)

De 1926 a 2002, la prima de riesgo de las acciones fue relativamente alta, del 8,4%, frente al 4,6% del periodo anterior 1871-1925 y el 2,9% del periodo anterior 1802-1870.

Los economistas se preguntan por qué la prima ha sido especialmente alta desde 1926.

De 2011 a 2021, la ERP se estimó en un 5,5%.

En general, la prima de riesgo de la renta variable se situó en una media del 5,4 %.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas:
 

Ver más entradas de la misma categoría