Economía > Ciencias económicas

Ventas minoristas

Escrito por Alejandro Borja y revisado por Xavier Tarrasó.

Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres apostamos por aportarte el mayor valor posible en todos nuestros contenidos, por eso estamos creando las mejores guías sobre economía e inversión.

En este caso, este artículo forma parte de la guía de ciencias económicas, que cuenta con 26 artículos. A la derecha de la pantalla o debajo (dependiendo de cuál sea tu dispositivo) tienes todos los artículos para poder ir de uno a otro. Espero que la disfrutes, pero sobre todo que te sea útil.

¿Qué son las ventas al por menor?

El término «ventas al por menor» se refiere a una medida económica que capta la demanda de los consumidores de productos manufacturados. Este elemento es un conjunto de datos muy importante, ya que es un acontecimiento mensual clave que determina el mercado. La Oficina del Censo de EE.UU. informa cada mes sobre las ventas al por menor y muestra la dirección en la que se mueve la economía. Es un importante barómetro de la economía e indica si hay presiones inflacionistas. Las ventas al por menor se miden por la cantidad de bienes duraderos y no duraderos adquiridos durante un periodo determinado. Para el informe se utilizaron las ventas de 13 minoristas diferentes, desde restaurantes hasta tiendas minoristas.

Puntos clave

  • Las ventas al por menor son una importante medida macroeconómica que capta la demanda de bienes finales por parte de los consumidores.
  • Las compras de bienes duraderos y no duraderos se combinan en un solo informe.
  • El informe sobre las ventas al por menor ayuda a los analistas e inversores a evaluar la salud de la economía y las posibles presiones inflacionistas.
  • Los datos los recoge la Oficina del Censo de EE.UU. e incluyen las ventas de 13 tipos de servicios de alimentación y comercios minoristas.
  • Una medición precisa de las ventas al por menor es fundamental para evaluar la salud de la economía estadounidense, ya que el gasto de los consumidores representa dos tercios del producto interior bruto.

Comprender las ventas al por menor

Las ventas al por menor son un buen indicador del pulso de la economía y de la trayectoria prevista de expansión o contracción. Los datos de las ventas al por menor son comunicados por todos los establecimientos de alimentación y comercio minorista y recopilados por la Oficina del Censo de EEUU. La medida suele basarse en datos de la muestra y se utiliza para modelar las tendencias del país en su conjunto.

Como indicador macroeconómico principal, las buenas ventas al por menor suelen desencadenar movimientos positivos en los mercados de valores. El aumento de las ventas es una buena noticia para los accionistas de las empresas minoristas, porque significa mayores beneficios. Los tenedores de bonos, en cambio, son bastante ambivalentes respecto a este indicador. Una economía en auge es buena para todos, pero unas ventas minoristas más débiles y una economía en contracción significarían una menor inflación. Esto podría llevar a los inversores a pasarse a los bonos, lo que en última instancia llevaría a una subida de los precios de los bonos.

Las ventas al por menor incluyen las ventas en las tiendas, así como las ventas por catálogo y otras ventas de bienes duraderos (con una vida útil de más de tres años) y de bienes no duraderos (con una vida útil de tres años o menos) fuera de las tiendas. Se dividen en varias categorías, entre ellas (pero no sólo):

  • Tiendas de venta de ropa y accesorios de vestir
  • Farmacias y droguerías
  • Tiendas de alimentación y bebidas
  • Tiendas de alimentación y bebidas, droguerías y farmacias
  • Tiendas de muebles
  • Gasolineras
  • Concesionarios de coches nuevos

Como indicador económico general, el informe sobre las ventas al por menor es uno de los más oportunos, ya que proporciona datos que sólo tienen unas pocas semanas de antigüedad. Los minoristas individuales suelen presentar sus propios datos de ventas al mismo tiempo cada mes, y sus acciones pueden fluctuar mientras los inversores procesan los datos.

Los cambios significativos en los precios pueden afectar a los datos de las ventas al por menor. Estas fluctuaciones de precios son más evidentes en dos categorías de comercio minorista: los comercios de alimentación y las gasolineras. Los grandes aumentos de los precios de los alimentos y la energía pueden hacer que las ventas caigan en estas dos categorías, afectando a las ventas de un mes determinado.

Estimaciones específicas: Informe sobre las ventas al por menor

Medir con precisión las ventas al por menor es extremadamente importante para evaluar la salud económica de un país, ya que el gasto de los consumidores, o gastos de consumo personal, representa 2/3 del PIB.

Los datos de este informe los recoge la Oficina del Censo de EEUU en su encuesta mensual sobre ventas al por menor. El informe, que se publica a mediados de cada mes, muestra el número total de ventas en el periodo medido, normalmente el mes anterior, y la variación porcentual desde el último informe. El informe también incluye la variación de las ventas de un año a otro para tener en cuenta la estacionalidad del comercio minorista orientado al consumidor.

Los datos de ventas suelen presentarse de dos maneras: con y sin la inclusión de las ventas de coches y gasolina. La mayoría de los economistas analizan las ventas al por menor sin tener en cuenta las ventas de coches, porque estas cifras suelen fluctuar más que otras ventas. Lo mismo ocurre con las ventas de las gasolineras, que están sujetas a la volatilidad de los precios del petróleo y el gas. La razón principal por la que se ignora este flujo volátil de datos es que los consumidores no pueden elegir el consumo.

Las ventas al por menor se ven afectadas por la estacionalidad. El cuarto trimestre -los meses entre octubre y diciembre- suele ser el más activo en términos de ventas, en parte debido a la temporada de compras navideñas. Los sectores minoristas más estacionales son la electrónica, los artículos deportivos, la venta de productos electrónicos y la ropa.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas: