Diccionario financiero > Diccionario de economía

¿Qué son las Acciones ordinarias?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

Las acciones ordinarias, también conocidas como acciones comunes, representan la propiedad parcial de una empresa y otorgan a los inversores derechos sobre los activos y ganancias de la compañía. Los titulares de acciones ordinarias tienen derecho a participar en las decisiones de la empresa a través de votos en las juntas de accionistas y a recibir dividendos si la empresa distribuye ganancias. Sin embargo, en caso de liquidación de la empresa, los accionistas ordinarios tienen derecho a los activos restantes después de satisfacer las obligaciones de los acreedores y otros accionistas preferentes. Las acciones ordinarias son el tipo más común de valores en el mercado de capitales y proporcionan a los inversores una participación en la propiedad y el potencial de crecimiento de una empresa.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

Las acciones ordinarias representan una fracción del capital social de una empresa y otorgan a sus poseedores una serie de derechos y responsabilidades dentro de la estructura corporativa. Este tipo de acciones es fundamental en los mercados financieros, ya que constituyen la base de la propiedad de las empresas cotizadas en bolsa. Para adentrarse en la comprensión de las acciones ordinarias, es crucial examinar sus características, los derechos que confieren, su papel en la inversión y los mercados financieros, y las consideraciones estratégicas para los inversores.

Características de las Acciones Ordinarias

  • Propiedad: Los poseedores de acciones ordinarias son propietarios de una parte de la empresa, lo que les da derecho a una porción de sus activos y beneficios.
  • Derecho a Voto: Típicamente, cada acción ordinaria otorga al inversor el derecho a un voto en las juntas generales de accionistas, permitiéndoles influir en decisiones importantes como la elección del consejo de administración.
  • Dividendos: Aunque no garantizados, los poseedores de acciones ordinarias pueden recibir dividendos, que son distribuciones de una parte de los beneficios de la empresa, si así lo decide el consejo de administración.

Derechos y Beneficios

  • Participación en el Crecimiento: Las acciones ordinarias ofrecen la posibilidad de participar en el crecimiento a largo plazo de la empresa a través de la apreciación del precio de la acción y los dividendos.
  • Derechos de Voto: Facilitan a los accionistas ejercer influencia sobre la dirección estratégica de la empresa, votando en asuntos clave como fusiones y adquisiciones.
  • Dividendos Variables: A diferencia de las acciones preferentes, los dividendos de las acciones ordinarias varían y dependen del rendimiento financiero de la empresa.

Riesgos Asociados

  • Volatilidad: El valor de las acciones ordinarias puede ser altamente volátil, dependiendo del desempeño de la empresa y las condiciones del mercado.
  • Riesgo de Pérdida: En caso de liquidación, los poseedores de acciones ordinarias son los últimos en recibir compensación, después de los acreedores y los poseedores de acciones preferentes.

Papel en la Inversión y los Mercados Financieros

  • Generación de Capital: La emisión de acciones ordinarias es una manera crucial para que las empresas recauden capital sin incurrir en deuda.
  • Indicadores Económicos: El desempeño agregado de las acciones ordinarias, reflejado en índices como el S&P 500, es un indicador clave de la salud económica.

Consideraciones Estratégicas para Inversores

  • Diversificación: Las acciones ordinarias deben formar parte de una cartera diversificada para mitigar riesgos.
  • Investigación y Análisis: Es esencial realizar una investigación exhaustiva y análisis fundamental de las empresas antes de invertir en sus acciones ordinarias.
  • Horizonte Temporal: Invertir en acciones ordinarias suele ser más adecuado para inversores con un horizonte temporal a largo plazo, dada la naturaleza volátil de estos activos.

Reflexiones sobre las Acciones Ordinarias

Las acciones ordinarias son componentes esenciales de los mercados financieros y ofrecen oportunidades significativas para el crecimiento del capital a largo plazo. Sin embargo, vienen acompañadas de riesgos que deben ser cuidadosamente evaluados y gestionados. La comprensión profunda de las acciones ordinarias, sus características y cómo se integran en el panorama más amplio de la inversión financiera es crucial para cualquier inversor que busque maximizar sus rendimientos y contribuir al éxito de las empresas en las que invierte.

Este análisis proporciona una visión detallada de las acciones ordinarias, resaltando su importancia en el ecosistema financiero y ofreciendo perspectivas clave para una gestión de inversiones informada y estratégica.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Las acciones ordinarias son como pedacitos de pastel de una gran pizza. Imagina que tienes una pizza gigante y decides compartirla con tus amigos. Cada pedazo que repartes es como una acción ordinaria. Cuando tienes una de esas acciones, eres dueño de una pequeña parte de la pizza.
Pero aquí está lo divertido: ¡también tienes una voz en la elección de los ingredientes de la pizza! Puedes decir si quieres más queso, pepperoni o champiñones en la pizza, porque todos los que tienen una parte pueden votar y tomar decisiones sobre cómo hacerla.Y eso no es todo, cuando tus amigos ordenan más pizza y ganan dinero vendiendo porciones, te dan un poco de dinero extra, ¡eso es como los dividendos! Pero si algún día deciden vender la pizza gigante, todos obtienen una parte de lo que obtuvieron por ella, ¡así que tienes la oportunidad de ganar dinero también!
Entonces, las acciones ordinarias son como tener una parte de algo grande y delicioso, como una pizza, y también tener un voto en cómo hacerla y obtener un poco de dinero si la pizza es muy popular o se vende. ¡Es una forma divertida de ser dueño de una parte de una empresa!

Explicación para un profesional del sector

Las acciones ordinarias son instrumentos financieros que representan la propiedad parcial de una empresa. Cuando una empresa decide abrir su capital al público y cotizar en bolsa, emite acciones ordinarias que se ponen a disposición del mercado para que los inversores las compren. En esencia, una acción ordinaria es una parte proporcional de la propiedad de la empresa. Esta propiedad otorga a los accionistas derechos sobre la empresa y una participación en sus beneficios y pérdidas.
Las acciones ordinarias son distintas de las acciones preferentes, otro tipo común de instrumento financiero. A diferencia de las acciones preferentes, las acciones ordinarias no tienen prioridad en el pago de dividendos ni en la devolución de capital en caso de liquidación de la empresa. Sin embargo, los accionistas ordinarios tienen un voto en las decisiones importantes de la empresa, como la elección de la junta directiva y la aprobación de cambios significativos en la empresa.
Cuando una empresa emite acciones ordinarias, se divide en un número determinado de acciones y las pone a disposición del público para su compra. Los inversores que compran estas acciones se convierten en accionistas y, por lo tanto, tienen un interés en el desempeño de la empresa. El precio al que se venden las acciones ordinarias en el mercado abierto fluctúa según la oferta y la demanda, y a menudo refleja la percepción de los inversores sobre el potencial de crecimiento y la salud financiera de la empresa.
Un aspecto importante de la propiedad de acciones ordinarias es el derecho a los dividendos. Los accionistas ordinarios tienen derecho a recibir dividendos, que son pagos periódicos realizados por la empresa a sus accionistas como una parte de sus ganancias. Sin embargo, es importante destacar que la empresa no está legalmente obligada a pagar dividendos y puede optar por reinvertir sus ganancias en lugar de distribuirlas.
Además del derecho a los dividendos, los accionistas ordinarios también tienen el derecho de voto en las decisiones de la empresa. Cada acción ordinaria generalmente otorga un voto, lo que significa que cuanto más acciones posea un inversor, más influencia tendrá en la toma de decisiones de la empresa. Esto se ejerce típicamente en las juntas generales de accionistas, donde se elige a la junta directiva y se vota sobre cuestiones importantes.
Es importante destacar que ser propietario de acciones ordinarias conlleva riesgos. Si la empresa no tiene un buen desempeño o enfrenta dificultades financieras, el valor de las acciones ordinarias puede disminuir y los inversores pueden perder parte o la totalidad de su inversión. Sin embargo, también existe la posibilidad de que el valor de las acciones aumente con el tiempo, lo que puede resultar en ganancias significativas para los inversores.
En resumen, las acciones ordinarias representan una forma de inversión en la propiedad de una empresa. Los accionistas ordinarios tienen derechos de voto y derechos a los dividendos, pero también están expuestos a los riesgos asociados con la inversión en acciones. Estas acciones son fundamentales para el funcionamiento de los mercados financieros y brindan a los inversores la oportunidad de participar en el crecimiento y el éxito de las empresas en las que invierten.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de economía: