Diccionario financiero > Diccionario de acciones

¿Qué es el Rebote del gato muerto?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El término «rebote del gato muerto» se refiere a un fenómeno en los mercados financieros donde se observa un repunte temporal en los precios de las acciones después de una fuerte caída. Este rebote, similar a la imagen de un gato que, tras caer, logra recuperarse momentáneamente, es considerado efímero y no necesariamente indica una reversión completa de la tendencia bajista. En lugar de constituir una señal sólida de recuperación, el rebote del gato muerto a menudo es percibido como una pausa momentánea antes de que la presión vendedora pueda reanudarse. Los inversores deben ejercer cautela al interpretar este fenómeno, ya que puede ser un indicio de volatilidad y no necesariamente una señal de cambio de tendencia sostenible.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

El término procede de un dicho según el cual «hasta un gato muerto rebota cuando cae desde cierta altura». Término muy utilizado en el mundo de la inversión. A menudo es muy difícil para los analistas y operadores predecir un rebote de gato muerto.

Para una explicación más sencilla, supongamos que hay una acción llamada XYZ con un precio de 10 euros. En las últimas siete semanas, la acción ha sufrido una corrección significativa que ha hecho bajar el precio hasta el nivel de 2 euros. En la octava semana, la acción muestra un movimiento al alza que la lleva a 3 euros, pero a la semana siguiente cae a 1 euro. En retrospectiva, el salto del precio en la octava semana se llamará «rebote del gato muerto».

Se trata de un modelo de fijación de precios utilizado por los analistas bursátiles para determinar si una subida del precio de una acción tras una corrección significativa es una inversión de una tendencia bajista o solo un rebote de gato muerto. Los rebotes de gato muerto suelen observarse a posteriori, ya que a los analistas y operadores les resulta muy difícil distinguirlos de un simple cambio de tendencia. La mayoría de las veces, este tipo de rebote se debe a la compraventa por parte de operadores e inversores que pueden equivocarse sobre el fondo del precio de las acciones.

Esta oportunidad suele ser beneficiosa para los operadores a corto plazo, ya que les permite obtener beneficios del rebote a corto plazo. Los inversores pueden aprovechar el acontecimiento para abrir posiciones cortas en la acción.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que estás jugando con una pelota que rebota. El «rebote del gato muerto» sería como si la pelota cayera muy fuerte al suelo, pero en lugar de quedarse quieta, da un pequeño brinco antes de seguir cayendo. En el mundo de las acciones, esto sucede cuando los precios de las cosas que la gente compra (como acciones de empresas) bajan mucho y luego, de repente, suben un poquito.
Pero, ¡cuidado!, este rebote no significa necesariamente que las cosas van a mejorar por completo. Es como si la pelota hiciera un pequeño salto, pero después sigue cayendo. Los adultos usan la expresión «rebote del gato muerto» porque es como si un gato, después de caer, hiciera un pequeño brinco antes de aterrizar.
Es importante recordar que aunque el rebote pueda parecer bueno, a veces las cosas aún pueden estar un poco complicadas en el mundo de las finanzas. ¡Así que siempre es bueno estar alerta!

Explicación para un profesional del sector

En el ámbito financiero, el concepto de «rebote del gato muerto» se erige como una expresión gráfica que encapsula un fenómeno peculiar y momentáneo en los mercados de valores. Este término, de resonancias lúdicas, alude a la aparente recuperación transitoria de los precios de los activos financieros luego de una marcada declinación. La analogía se construye en la idea de que, al igual que un gato que, tras una caída, puede experimentar un leve rebote antes de continuar su descenso, en el contexto bursátil, los precios pueden mostrar una breve repuntes después de una caída significativa.
En términos más técnicos, el rebote del gato muerto se manifiesta como un breve respiro en una tendencia bajista, caracterizado por un aumento temporal en los precios que puede generar la impresión de una recuperación. Este fenómeno, sin embargo, suele ser de corta duración y no necesariamente indica una reversión completa de la tendencia bajista subyacente. Es fundamental comprender que este repunte no garantiza una recuperación sostenida y puede, de hecho, ser una pausa efímera antes de que la presión vendedora vuelva a predominar en el mercado.
La interpretación del rebote del gato muerto demanda un análisis cauteloso por parte de los inversores. Aunque puede generar optimismo inicial, es crucial discernir entre una recuperación genuina y un simple respiro temporal en medio de una tendencia más amplia. La capacidad de distinguir entre estas dinámicas puede ser esencial para la toma de decisiones informadas en el ámbito de las inversiones.
El origen de la expresión «rebote del gato muerto» radica en la metáfora visual que sugiere una resiliencia momentánea después de un declive abrupto. Los participantes del mercado utilizan esta expresión para describir la naturaleza efímera de ciertos repuntes en el contexto de una caída más amplia. Así, la imagen del gato, que tras una caída logra realizar un pequeño salto antes de continuar su trayectoria descendente, encapsula la esencia de este fenómeno en los mercados financieros.
Este fenómeno puede estar vinculado a diversos factores, como reacciones emocionales exageradas, ajustes técnicos en los precios o cambios temporales en la percepción del riesgo por parte de los inversores. La comprensión detallada de estos elementos y su integración en el análisis de mercado es crucial para los profesionales que buscan evaluar el verdadero alcance y duración de un rebote del gato muerto.
En conclusión, el «rebote del gato muerto» representa un fenómeno fascinante en la dinámica de los mercados financieros, caracterizado por una recuperación temporal después de una pronunciada caída. La cautela y el discernimiento son virtudes esenciales al abordar este fenómeno, ya que la aparente mejora puede ser efímera y no necesariamente indicativa de una recuperación sostenida. En la intersección entre la psicología del mercado y las complejidades de las fluctuaciones de precios, la comprensión del rebote del gato muerto se convierte en una herramienta valiosa para los inversionistas y analistas financieros que buscan decodificar la narrativa subyacente en el tejido de los mercados de valores.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de acciones:

Ver más entradas de la misma categoría