Diccionario financiero > Diccionario de acciones

¿Cuál es la Relación precio/beneficios?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

La «Relación Precio/Beneficios» (P/B) es un indicador financiero fundamental utilizado en el análisis de acciones, que proporciona insights sobre la valuación de una empresa en el mercado de valores. Este ratio se calcula dividiendo el precio actual de una acción entre sus beneficios por acción (BPA). En esencia, la Relación P/B evalúa cuánto los inversionistas están dispuestos a pagar por cada unidad de beneficio generado por la empresa. Un P/B bajo puede indicar que la acción está subvaluada en comparación con sus ganancias, sugiriendo posibles oportunidades de inversión, mientras que un P/B alto podría sugerir que la acción está sobrevalorada. Sin embargo, es crucial considerar otros factores y contextos del mercado al interpretar este indicador para tomar decisiones de inversión informadas.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

¿Cómo funciona la relación P/E?

Profundicemos para saber qué es exactamente la relación precio-beneficios. La relación P/E es una herramienta muy popular que los inversores utilizan para estimar el valor de las acciones de una empresa. También lo utilizan analistas y expertos financieros. La relación P/E puede utilizarse para determinar si la acción de una empresa está sobrevalorada o infravalorada. Los inversores también pueden comparar el PER de una empresa con el de otros valores del sector para comprender mejor la situación.

A veces los analistas prefieren evaluar las tendencias durante un largo periodo de tiempo, como los últimos 10 a 30 años de beneficios. En este caso, se utilizan ratios como el ratio P/E 10 o el ratio P/E 30. Cuando los inversores intentan analizar el valor total de un índice bursátil, utilizan medidas como el S&P 500. Estas medidas a largo plazo ofrecen una imagen global más clara de los cambios en el ciclo económico.

Tipos de medidas de EP

Existen diferentes tipos de ratios precio-beneficio, que son los siguientes

Forward PE: Es el precio actual de la acción dividido por los beneficios por acción previstos para los próximos 4 trimestres consecutivos. Su cálculo requiere cierta pericia. Esto se debe a que incluye previsiones de beneficios por acción, pérdidas y ganancias, márgenes y ventas. Para prever estas medidas, el analista financiero se basa en su investigación y en las políticas de la empresa.

TTM PE: Es el precio actual de la acción dividido por los beneficios por acción de los últimos cuatro trimestres. Esta fórmula es popular entre los economistas porque es fácil de calcular y sencilla de entender. Esto se debe a que las empresas comunican los beneficios por acción cada trimestre.

Ratio P/E absoluto: Este ratio puede medirse con la fórmula forward o TTM. En los medios financieros, lo más habitual es referirse a la relación precio-beneficio absoluta. Sin embargo, esta fórmula tiene algunos inconvenientes. La mayor desventaja es que negocia en una gama de valoraciones en diferentes sectores que no son similares. Los inversores y los analistas financieros pueden superar este inconveniente utilizando la relación precio-beneficio relativo.

Relación PER relativa: Esta fórmula facilita la comparación de la relación PER absoluta actual con una serie de relaciones PER anteriores a lo largo de un periodo de tiempo. Esto significa que el valor actual de la relación PER se compara con el valor máximo del intervalo. Tomemos el caso de una acción cuya relación precio-beneficio máxima en los últimos 10 años fue de 30, mientras que su precio actual es de 27. En este caso, la relación precio-beneficio relativa sería de 0,9.

La importancia de la relación precio-beneficio

La relación precio-beneficio es muy útil para los inversores. Les ayuda a decidir si la acción de una empresa está sobrevalorada o infravalorada en relación con sus beneficios. El ratio refleja la disposición del mercado a gastar en las actividades actuales y futuras de la empresa. Si la relación precio-beneficio es alta, el mercado tiene una impresión positiva del potencial de crecimiento de la empresa y es probable que gaste mucho dinero. En general, una relación precio-beneficios elevada refleja las altas expectativas de crecimiento de los beneficios de los inversores.

Una relación precio-beneficio baja puede significar una de dos cosas:

La posición actual de la organización está infravalorada.

Los resultados de la organización son excepcionales en relación con las tendencias pasadas.

A veces, la expresión de la relación precio-beneficio aparece como N/A. Este es el caso cuando la organización tiene pérdidas o no tiene ingresos. Es muy posible calcular una relación precio/beneficios negativa. Sin embargo, no es una práctica habitual en el mercado, ya que es innecesaria.

Inconvenientes de la relación precio/beneficios

Éstas son algunas de las desventajas de la relación precio/beneficios:

Utilizar la relación precio/beneficios puede ser complicado, sobre todo cuando se analizan empresas de distintos sectores. Esto se debe a que los PI pueden diferir significativamente entre los distintos tipos de industrias. Por ejemplo, el PER de minoristas como Amazon y Walmart puede ser 20, mientras que puede ser 0 o incluso negativo para las industrias de alta tecnología.

Puede haber muchas razones por las que las acciones estén baratas. Supongamos que una empresa atraviesa un periodo de baja relación precio/beneficios. Esto es un posible indicador del sentimiento negativo entre los asesores. Por desgracia, la relación precio-beneficio no te dice la razón exacta del sentimiento negativo.

Algunos de los mejores valores del mercado, como Walmart y Amazon, tienen elevadas relaciones precio-ganancias. Esto puede inducir a error a los inversores.

Este ratio se basa en los beneficios por acción. Esto es problemático, porque una empresa puede presentar beneficios rentables mientras el flujo de caja libre es bajo. Así pues, las empresas pueden manipular el PER aunque ganen menos de lo que gastan.

Preguntas frecuentes sobre la P/E

¿Cuál es la mayor desventaja de la relación P/E?

La mayor desventaja de la relación P/E es que no proporciona a los inversores ninguna información sobre las perspectivas de crecimiento de la empresa. Por tanto, si los inversores confían ciegamente en la relación PER, pueden tomar malas decisiones de inversión.

¿Qué nos dice el índice PE 30?

Según los estándares históricos del mercado bursátil, un PER de 30 es alto. Solo las organizaciones de crecimiento más rápido reciben esta calificación particular de los inversores. Esto suele ocurrir en la primera fase de crecimiento de la organización. En etapas posteriores, la relación precio-beneficio suele disminuir a medida que se ralentiza el crecimiento de la empresa.

¿Qué es preferible: una relación precio/beneficios alta o baja?

Muchos inversores prefieren comprar acciones de empresas con una relación precio/beneficios baja. La razón es sencilla: los inversores pagan menos por unidad de moneda recibida. Una relación precio/beneficios baja puede percibirse como un precio bajo. Por lo tanto, parece más atractiva para los inversores que quieran hacer un buen negocio con ella.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que las acciones son como caramelos y el «P/B» es como saber cuántos caramelos puedes comprar con tu dinero. La «Relación Precio/Beneficios» es como decir: «Si tengo 10 €, ¿cuántos caramelos puedo comprar y cuánto beneficio obtengo con cada caramelo?»
Entonces, si una acción tiene un «P/B» bajo, significa que con tu dinero puedes comprar muchos caramelos en comparación con la cantidad de beneficios que obtienes. ¡Es como una ganga de caramelos! Pero, si el «P/B» es alto, significa que necesitas gastar más dinero para comprar la misma cantidad de caramelos, y eso podría no ser tan bueno.
Imagina que eres un comprador astuto de caramelos, y siempre quieres obtener la mejor oferta. El «P/B» te ayuda a decidir si estás obteniendo muchos caramelos por tu dinero o si quizás deberías buscar otra tienda donde los caramelos sean más baratos.En resumen, la «Relación Precio/Beneficios» es como una herramienta mágica que te ayuda a saber si estás obteniendo un buen trato cuando compras acciones, ¡como si estuvieras buscando el mejor trato en caramelos en la tienda!

Explicación para un profesional del sector

La «Relación Precio/Beneficios» (P/B), en el contexto financiero y bursátil, se manifiesta como un indicador esencial para evaluar la valoración relativa de una acción en los mercados de capitales. Este ratio, también conocido como Price-to-Book Ratio, se deriva al dividir el precio actual de una acción entre su valor contable o beneficios por acción (BPA). Esta métrica es de particular relevancia en el ámbito del análisis fundamental, donde los inversionistas buscan comprender la percepción del mercado sobre el valor intrínseco de una empresa en relación con sus ganancias.
Desde una perspectiva más detallada, el BPA representa los beneficios netos generados por la empresa divididos por el número total de acciones en circulación. El P/B, por lo tanto, ofrece una visión sobre cuánto los inversionistas están dispuestos a pagar por cada unidad de beneficio de la empresa. Este indicador, al compararse con los P/B de otras empresas del mismo sector o del mercado en general, proporciona información valiosa sobre la posición relativa de la empresa en términos de valoración.
Cuando el P/B es bajo, sugiere que los inversionistas están dispuestos a pagar menos por cada unidad de beneficio, lo que podría interpretarse como una indicación de que la acción podría estar subvaluada en comparación con sus fundamentos. Por otro lado, un P/B alto podría indicar que la acción está siendo valorada a un múltiplo mayor de sus beneficios, lo que podría sugerir que la acción está sobrevalorada en términos relativos.
Es esencial tener en cuenta que el P/B, aunque proporciona una perspectiva valiosa sobre la valoración, no debe considerarse de manera aislada. Otros factores, como el crecimiento de las ganancias, la salud financiera de la empresa, la perspectiva del sector y las condiciones macroeconómicas, deben ser considerados en conjunto para obtener una evaluación más completa.
En un entorno académico, el estudio del P/B forma parte de un análisis más amplio de la valoración de activos y carteras. Los estudiantes de finanzas avanzadas exploran cómo este indicador puede ser utilizado en combinación con otros ratios y herramientas analíticas para realizar evaluaciones más sofisticadas y fundamentadas sobre las oportunidades de inversión. Además, se abordan aspectos teóricos y empíricos relacionados con la eficiencia del mercado y cómo los inversionistas interpretan y reaccionan a los cambios en los P/B.
El P/B también se ha vuelto crucial en la era moderna de la inversión, donde la información financiera es ampliamente accesible y los inversionistas pueden realizar análisis comparativos con mayor facilidad. La rapidez en la transmisión de información y la automatización de procesos han llevado a una mayor sofisticación en la utilización del P/B, incluso en el ámbito de estrategias cuantitativas y algorítmicas.
En conclusión, la «Relación Precio/Beneficios» constituye un elemento clave en el repertorio del análisis fundamental, ofreciendo una ventana a la valoración relativa de acciones en el mercado. La comprensión profunda de este indicador es esencial para los profesionales financieros y los inversionistas, ya que contribuye a la toma de decisiones informadas en un entorno cada vez más complejo y dinámico.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de acciones:

Ver más entradas de la misma categoría