Finantres > Invertir

Guía de mercado bajista | Fases, ejemplos, invertir y más

Escrito por Alejandro Borja y revisado por Xavier Tarrasó.

Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres apostamos por aportarte el mayor valor posible en todos nuestros contenidos, por eso estamos creando las mejores guías sobre economía e inversión.

En este caso, este artículo forma parte de la guía de Mercados Bajistas, que cuenta con 16 artículos. A la derecha de la pantalla o debajo (dependiendo de cuál sea tu dispositivo) tienes todos los artículos para poder ir de uno a otro. Espero que la disfrutes, pero sobre todo que te sea útil.

¿Qué es un mercado bajista?

Se trata de un mercado que está sufriendo un descenso de los precios durante un período largo de tiempo. Suele describir una situación en la que los precios de las acciones caen un 20% o más desde los máximos recientes ante el pesimismo generalizado y el sentimiento negativo de los inversores.

Los mercados en declive suelen asociarse a la caída de un mercado o índice general, como el S&P 500, pero las acciones individuales o las materias primas también pueden considerarse un mercado en declive si caen un 20% o más durante un periodo de tiempo prolongado, normalmente dos meses o más. El declive de los mercados también puede estar asociado a un declive económico general, como una recesión. Los mercados bajistas pueden compararse con los mercados alcistas, que tienen una tendencia alcista.

Puntos clave

  • Los mercados bajistas se producen cuando los precios de un mercado caen más de un 20%, a menudo acompañados de un sentimiento negativo de los inversores y de unas perspectivas económicas en declive.
  • Los mercados a la baja pueden ser cíclicos o a largo plazo.

Entender los mercados bajistas

El precio de las acciones suele reflejar las expectativas futuras de flujo de caja y beneficios de la empresa. Cuando las perspectivas de crecimiento se debilitan y las expectativas se ven defraudadas, los precios de las acciones pueden caer. El comportamiento de rebaño, el miedo y la prisa por cubrir las pérdidas cuando los precios caen pueden conducir a períodos prolongados de caída de los precios de los activos.

Una definición de mercado bajista dice que los mercados están en un mercado bajista cuando las acciones caen una media de al menos un 20% desde su máximo. Pero el 20% es un número arbitrario, al igual que un descenso del 10% es una medida arbitraria de una corrección. Otra definición de un mercado bajista es que los inversores tienen aversión al riesgo en lugar de buscarlo. Este tipo de mercado bajista puede durar meses o incluso años, ya que los inversores evitan la especulación y prefieren acciones seguras y aburridas.

Las causas de un mercado bajista suelen variar, pero en general, una economía débil o en desaceleración, el estallido de burbujas de mercado, las pandemias, las guerras, las crisis geopolíticas y los cambios radicales de paradigma en la economía, como la transición a una economía de Internet, son factores que pueden desencadenar un mercado bajista. Los signos de una economía débil o en desaceleración suelen ser el bajo empleo, la baja renta disponible, la baja productividad y la caída de los beneficios empresariales. Además, cualquier intervención gubernamental en la economía puede desencadenar un mercado bajista.

Por ejemplo, los cambios en el tipo impositivo o en el tipo de los fondos federales pueden desencadenar un mercado bajista. Del mismo modo, un descenso de la confianza de los inversores puede señalar el comienzo de un mercado bajista. Cuando los inversores creen que algo está a punto de suceder, actúan: en este caso, venden acciones para evitar pérdidas.

Los mercados a la baja pueden durar varios años o sólo unas semanas. Un mercado bajista secular puede durar de 10 a 20 años y se caracteriza por una rentabilidad persistente por debajo de la media. En los mercados bajistas seculares, pueden producirse recuperaciones en las que las acciones o los índices suben durante un periodo de tiempo, pero las ganancias no se mantienen y los precios vuelven a niveles más bajos. Un mercado bajista cíclico, en cambio, puede durar desde unas semanas hasta varios meses.

Los principales índices bursátiles estadounidenses estaban cerca de los niveles de un mercado bajista el 24 de diciembre de 2018, y por poco se salvan de un descenso del 20%. Más recientemente, los principales índices, incluidos el S&P 500 y el Promedio Industrial Dow Jones (DJIA), cayeron bruscamente en territorio de mercado bajista entre el 11 y el 12 de marzo de 2020. 3 Antes de eso, el último mercado bajista prolongado en EEUU se produjo entre 2007 y 2009, durante la crisis financiera, y duró unos 17 meses. El S&P 500 perdió el 50% de su valor durante este periodo.

En febrero de 2020, se produjo un súbito mercado bajista tras la pandemia mundial de coronavirus, que hizo que el DJIA se desplomara un 38% en sólo un mes, desde su máximo histórico del 12 de febrero (29.568,77) hasta su mínimo del 23 de marzo (18.213,65). Pero rápidamente los mercados se recuperarón y el S&P 500 y el Nasdaq volvieróna a romper su máximo histórico.

Fases de un mercado bajista

Los mercados bajistas suelen tener cuatro fases distintas.

1ª fase

Se caracteriza por los altos precios y el fuerte sentimiento de los inversores. Hacia el final de esta fase, los inversores comienzan a retirarse de los mercados y a tomar beneficios.

2ª fase

Los precios de las acciones comienzan a caer bruscamente, la actividad empresarial y los beneficios de las empresas disminuyen, y los indicadores económicos que pueden haber sido positivos en el pasado comienzan a tener un rendimiento inferior. Algunos inversores entran en pánico porque el sentimiento empieza a caer. Esto se llama capitulación.

3ª fase

Los traders comienzan a retomar sus posiciones dentro del mercado, lo que lleva a un aumento del volumen de compras y por ende al aumento de una serie de precios

4ª fase

Los precios de las acciones siguen cayendo, pero lentamente. Cuando los precios bajos y las buenas noticias atraen de nuevo a los inversores, los mercados bajistas se convierten en mercados alcistas.

Oso y toro

El fenómeno del mercado del oso probablemente recibe su nombre de la forma en que un oso ataca a su presa: balanceando sus patas hacia abajo. Por eso los mercados con precios de acciones a la baja se llaman mercados bajistas. Al igual que el mercado bajista, el mercado alcista recibe su nombre de la forma en que el toro ataca lanzando sus cuernos al aire.

Mercados bajistas vs. correcciones

No se deben confundir estos dos términos, ya que una corrección es una breve tendencia a corto plazo que dura cómo mucho 2 meses. Aunque las correcciones son un buen momento para que los inversores en valor encuentren un punto de entrada en los mercados de renta variable, los mercados bajistas rara vez ofrecen puntos de entrada adecuados. Este obstáculo se debe a que es casi imposible determinar el fondo de un mercado bajista. Intentar recuperar las pérdidas puede ser una batalla ardua, a menos que los inversores sean vendedores en corto o utilicen otras estrategias para obtener beneficios en los mercados a la baja.

Desde 1900 hasta 2018, el índice industrial Dow Jones (DJIA) ha experimentado unos 33 mercados bajistas, una media de uno cada tres años. 7 Uno de los mercados bajistas más notables de la historia reciente coincidió con la crisis financiera mundial entre octubre de 2007 y marzo de 2009. Durante este periodo, el índice industrial Dow Jones (DJIA) cayó un 54%. 4 La pandemia mundial COVID-19 causó el mercado bajista más reciente de 2020 para el S&P 500 y el DJIA. El Nasdaq Composite entró en un mercado bajista en marzo de 2022. Esto se debe a los temores relacionados con la guerra de Ucrania, las sanciones económicas contra Rusia y la elevada inflación.

La venta en corto en los mercados bajistas

Los inversores pueden obtener beneficios en un mercado bajista vendiendo en corto. Esto consiste en “vender acciones que te prestan” y volver a comprarlas a precios inferiores al que realizaste la primera operación.

Se trata de una operación muy arriesgada que puede provocar grandes pérdidas si no funciona. El vendedor en corto debe pedir prestadas las acciones a un bróker antes de colocar una orden de venta en corto. El importe de las pérdidas y ganancias del vendedor en corto es la diferencia entre el precio al que se vendieron las acciones y el precio al que se recompraron, lo que se denomina «cobertura».

Un ejemplo: Un inversor vende 100 acciones de una empresa a un precio de 94 euros. El precio cae y las acciones se cubren a 84€. El inversor obtiene un beneficio de 10 x 100 = 1.000 €. Si la acción sube inesperadamente, el inversor se ve obligado a recomprar las acciones con una prima, lo que supone grandes pérdidas.

ETFs inversos y Put options para utilziar en los mercados bajistas

Una opción de venta da al propietario la libertad, pero no la responsabilidad, de vender una acción a un precio específico en una fecha determinada o antes.

Podemos utilizarlas tanto para especular con el descenso de los precios como para protegernos de las caídas del mercado (utilizarlas como cobertura)

Los inversores deben tener opciones en sus cuentas para realizar dichas operaciones. Fuera de un mercado bajista, comprar opciones de venta suele ser más seguro que vender en corto.

Los ETFs inversos están diseñados para cambiar su valor en la dirección opuesta al índice que siguen. Por ejemplo, el ETF inverso del S&P 500 subiría un 1% si el índice S&P 500 baja un 1%. Hay muchos ETF inversos apalancados que multiplican por dos o por tres la rentabilidad del índice que siguen. Al igual que las opciones, los ETF inversos pueden utilizarse para especular o proteger la cartera.

Ejemplos de mercados bajistas reales

El auge de la crisis hipotecaria afectó al mercado de valores en octubre de 2007, cuando el S&P 500 alcanzó un máximo de 1.565,15 el 9 de octubre de 2007. 9 Se desplomó hasta los 682,55 el 5 de marzo de 2009, cuando se puso de manifiesto la magnitud y el impacto de los impagos hipotecarios en la economía en general. 10 El 24 de diciembre de 2018, los principales índices bursátiles estadounidenses volvieron a acercarse al territorio del mercado bajista, evitando por poco un descenso del 20%.

Hace poco y más en nuestros días el Dow Jones se vió inmersó en un “mercado bajista” a raíz del covid 19. Esto se produjo tras el mayor mercado alcista de la historia del índice, que comenzó en marzo de 2009.

Las existencias se vieron presionadas a la baja por el estallido de la pandemia de COVID-19, que provocó el cierre masivo de plantas y el temor a una menor demanda de los consumidores. Durante este periodo, el Dow Jones pasó de un máximo histórico de 30.000 a un mínimo por debajo de 19.000 en cuestión de semanas. Del 19 de febrero al 23 de marzo, el S&P 500 cayó un 34%.

Otros ejemplos son las consecuencias del estallido de la burbuja de las puntocom en marzo de 2000, que eliminó cerca del 49% del valor del S&P 500 y duró hasta octubre de 2002, y la Gran Depresión, que comenzó con el crack bursátil del 28-29 de octubre de 1929.

En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Además, queremos ser 100% transparentes contigo y por eso hemos creado las siguientes páginas: