Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es el Interés compuesto?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El interés compuesto, en el vasto mundo de las finanzas, se erige como un concepto fundamental que describe el fenómeno por el cual los intereses generados en un período se suman al capital original, y en sucesivos periodos, generan intereses adicionales sobre esa nueva suma total. En otras palabras, no solo se ganan intereses sobre la inversión inicial, sino también sobre los intereses acumulados previamente. Este proceso exponencial conduce a un crecimiento significativo del capital a lo largo del tiempo, convirtiendo al interés compuesto en una fuerza poderosa en la gestión financiera y la inversión a largo plazo. Este fenómeno, presente en préstamos, inversiones y cuentas de ahorro, tiene un impacto substancial en la acumulación de riqueza y es clave para entender la dinámica temporal de los flujos financieros.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

El interés compuesto es el interés de la inversión original más el interés que se acumula sobre esa inversión. El interés compuesto, que probablemente se originó en Italia en el siglo XVII, puede considerarse como «interés sobre interés». El interés compuesto produce un mayor rendimiento porque incluye el interés sobre el interés.

El tipo de interés compuesto depende de cuántas veces se sume. El tipo de interés compuesto aumenta con el número de veces que se suma. Así, si pides un préstamo de 100 rupias. si no devuelves nada, al cabo de un año, con un interés compuesto del 10%, la cantidad será de 110 rupias. En el segundo año, el importe es de 121 rupias, ya que también se tiene en cuenta el interés compuesto.

Fórmula de interés compuesto

La fórmula de la composición es la siguiente:

A= P(1 + R/N)^Nt

Dónde,

A= importe final

P= director

R= tipo de interés

N= Interés por periodo

T= periodos

¿Qué hace que la capitalización sea tan poderosa?

Los pagos repetidos de intereses conducen a la acumulación de intereses. El interés sobre el interés es una herramienta poderosa y la cantidad se multiplica muy rápidamente.

Frecuencia

La frecuencia de la capitalización es importante. Por ejemplo, los efectos de la capitalización diaria son más pronunciados. Cuando abras una cuenta de ahorro, busca una que acumule fondos regularmente. Puede que tu cuenta solo reciba pagos de intereses una vez al mes, pero los cálculos se hacen todos los días.

Tiempo

Con el tiempo, los efectos del interés compuesto se hacen más dramáticos. Tu dinero se acumula con el tiempo, por lo que el momento oportuno es uno de los factores más importantes.

Tipo de interés

El tipo de interés también es un factor importante para saber cuánto dinero hay en tu cuenta a lo largo del tiempo. Los tipos de interés más altos hacen que la cuenta crezca más rápidamente, pero un tipo de interés más bajo puede verse compensado por el interés compuesto. Un tipo de interés compuesto más bajo puede dar lugar a un saldo de cuenta más alto que un cálculo simple, especialmente durante un largo periodo de tiempo. Determina el punto de equilibrio y haz el cálculo para ver si esto ocurre.

Depósitos

El saldo de tu cuenta puede cambiar cuando retiras o ingresas dinero. Cuando retiras tu dinero, el interés compuesto tiene menos efecto. La mejor solución es dejar que tu dinero crezca o devolverlo en pequeñas cantidades a lo largo del tiempo.

La primera cantidad

La función de acumulación funciona a lo largo del tiempo. Supongamos que inviertes 100 rupias hoy. Con un 10% de interés compuesto, esta cantidad puede convertirse en 672 rupias en 20 años. Dentro de 30 años, esta cantidad será de 1.745 rupias. Así que, a la larga, la cantidad inicial es cada vez menor en comparación con la cantidad final.

Inversión con interés compuesto

Cuando un inversor invierte a largo plazo, se beneficia del interés compuesto. Los SIP, las inversiones en fondos de inversión y las inversiones en acciones a largo plazo se benefician del interés compuesto. Los bonos también se benefician del interés compuesto si se invierten a largo plazo. Los bonos cupón cero tienen un precio que refleja el interés compuesto. Todas las inversiones siguen el principio del interés compuesto.

Los bonos tradicionales ofrecen a los inversores pagos mensuales de intereses basados en las condiciones originales del bono. Sin embargo, no se devengan intereses, ya que estos pagos se realizan mediante cheque. Los bonos cupón cero no pagan intereses a los inversores. En cambio, se compran con un descuento sobre su valor nominal y su valor aumenta con el tiempo. Los emisores de bonos cupón cero utilizan el poder del interés compuesto para aumentar el valor del bono de modo que valga su valor nominal al vencimiento.

La capitalización también puede ayudarte a pagar tus deudas. Por ejemplo, si pagas la mitad de la cuota de tu hipoteca dos veces al mes en lugar de una vez al mes, acortarás el tiempo que tardas en amortizar tu préstamo y ahorrarás muchos intereses.

¿Quién puede beneficiarse de la capitalización?

La capitalización ayuda a los inversores, aunque «inversores» puede referirse a una variedad de personas. Por ejemplo, los bancos prestan dinero y utilizan los intereses que ganan para conceder más préstamos. Este es un ejemplo de interés compuesto. Los depositantes también se benefician del interés compuesto cuando obtienen intereses de sus cuentas bancarias, bonos u otras inversiones.

Aunque la palabra «interés» aparece en el término «interés compuesto», es importante saber que el concepto va más allá de las cuentas bancarias y los préstamos, donde a menudo se utiliza la palabra «interés».

Preguntas frecuentes sobre el interés compuesto

¿Cómo se calcula el interés compuesto?

Multiplica el importe del préstamo o crédito por uno más el tipo de interés anual por el número de periodos de capitalización menos uno para calcular la capitalización. Esto te da el importe total del préstamo más los intereses, que se van sumando.

¿Por qué la mayoría de los bancos eligen el interés simple en lugar del interés compuesto?

El interés compuesto hace que el dinero crezca más rápido que el interés simple. Además de los rendimientos del dinero que inviertes, también obtienes rendimientos de esos rendimientos al final de cada periodo de interés compuesto, que puede ser diario, mensual, trimestral o anual.

¿Cuál es un buen tipo de interés compuesto?

Los tipos de interés de las cuentas del mercado monetario suelen oscilar entre el 1,5% y el 2% APY (rendimiento porcentual anual). La mayoría de las veces, los intereses de estas cuentas se suman diariamente y se pagan mensualmente, por lo que la cantidad de dinero que ganas aumenta constantemente.

¿Cuál es el mayor inconveniente de la capitalización?

Uno de los inconvenientes de las opciones compuestas es que a veces pueden costar más de lo que esperas. La mayoría de las veces no ves el coste de la capitalización inmediatamente, y si no gestionas tu inversión con cuidado, la capitalización puede llevarte a una pérdida.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que tienes un tesoro muy especial que te da monedas de oro. Ahora, cada día que pasa, en lugar de solo darte monedas por el tesoro que ya tienes, ¡también te da monedas por las monedas que te dio antes!
Entonces, si hoy tienes 10 monedas, mañana tendrás más porque el tesoro te dará algunas nuevas y también te dará monedas por las que ya tenías. Y al día siguiente, ¡te dará incluso más!
Eso es como el interés compuesto. Es como si tu tesoro mágico creciera más rápido cada día porque no solo te da monedas por lo que tienes, sino también por las monedas que ya te dio. ¡Es una manera increíble de hacer crecer tu tesoro con el tiempo!

Explicación para un profesional del sector

En el paradigma financiero contemporáneo, la noción de interés compuesto se erige como una piedra angular, subrayando la magnitud del crecimiento exponencial en el valor financiero de una inversión a lo largo del tiempo. Este fenómeno, arraigado en las matemáticas financieras, implica el cálculo de intereses no solo sobre el principal inicial de la inversión, sino también sobre los intereses acumulados previamente. En esencia, cada período de interés no solo contribuye al crecimiento del capital inicial, sino que también agrega un componente adicional derivado de los intereses previos, configurando así una trayectoria ascendente de crecimiento exponencial.
Para conceptualizar esto de manera más concreta, consideremos una inversión inicial, el principal, como el capital semilla en un vasto campo financiero. Este capital, sometido al fenómeno del interés compuesto, experimenta una proliferación que se intensifica con cada período de capitalización. Esta relación se rige por la fórmula P(1 + r/n)^(nt), donde P es el principal, r es la tasa de interés nominal anual, n es el número de veces que se capitaliza el interés por año y t es el tiempo en años.
En un contexto más aplicado, imagine un escenario donde se invierte una suma inicial en un instrumento financiero con una tasa de interés anual del 5%, capitalizado mensualmente. Aquí, el poder del interés compuesto se manifiesta en la multiplicación del capital inicial por un factor que incorpora la tasa de interés y el número de veces que se capitaliza durante el año, elevado al producto del tiempo de inversión en años. Este proceso iterativo produce un efecto acumulativo, generando un crecimiento que va más allá del interés simple, que solo calcula el interés sobre el principal original.
Es importante subrayar que la comprensión del interés compuesto trasciende el ámbito puramente matemático y se ramifica hacia la toma de decisiones financieras informadas. La incorporación de este concepto en la gestión de inversiones y la planificación financiera estratégica puede influir de manera significativa en la acumulación de riqueza a largo plazo. Además, este fenómeno tiene una relación intrínseca con la noción de tiempo como un recurso crucial en la maximización de rendimientos financieros, haciendo hincapié en la importancia de la paciencia y la persistencia en el camino hacia la prosperidad económica.
En conclusión, el interés compuesto, más que una fórmula matemática abstracta, representa una herramienta clave en la caja de herramientas financiera. Su comprensión profunda y su aplicación estratégica son fundamentales para los profesionales y estudiantes de las finanzas modernas, ya que proporciona una perspectiva invaluable sobre el potencial de crecimiento de las inversiones a lo largo del tiempo. Este principio, arraigado en fundamentos matemáticos sólidos, se erige como un pilar conceptual en la gestión financiera avanzada y en la toma de decisiones económicas ponderadas.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría