Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es ATM o Cajero automático?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El cajero automático, también conocido como ATM por sus siglas en inglés (Automated Teller Machine), es un dispositivo electrónico que permite a los usuarios realizar transacciones financieras sin necesidad de acudir a una sucursal bancaria. Este innovador mecanismo brinda acceso rápido y conveniente a una variedad de servicios, como la extracción de efectivo, consultas de saldo, transferencias entre cuentas y depósitos, utilizando una tarjeta de débito o crédito asociada. Su presencia omnipresente en entornos urbanos y rurales ha transformado la manera en que las personas gestionan sus finanzas, proporcionando una herramienta eficiente y accesible para llevar a cabo operaciones financieras las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

Los cajeros automáticos (ATM, por sus siglas en inglés) son cada vez más populares para sacar dinero, ingresar cheques y comprobar las transacciones recientes y los saldos de las cuentas.

En 1960, un hombre llamado Luther Geroge Simijan inventó el bankógrafo, una máquina que permitía a los clientes ingresar dinero y comprobar la transacción. El primer cajero automático lo introdujo Barclays Bank en Enfield en 1967. James Goodfellow introdujo el concepto de número de identificación personal (PIN) en 1970, marcando el comienzo del desarrollo de la banca de autoservicio.

En 1984, el número de cajeros automáticos en todo el mundo alcanzó los 100.000 y su popularidad creció rápidamente. Se construyeron numerosos cajeros automáticos en todo el mundo para permitir los servicios de pago digitales.

¿Qué es un cajero automático?

La definición de cajero automático (ATM) incluye un mostrador bancario electrónico que permite a los clientes realizar transacciones básicas sin la ayuda de un empleado del banco.

La comodidad y la accesibilidad son las principales ventajas de los cajeros automáticos. Servicios como depósitos, retiradas de efectivo, transferencias y pago de facturas pueden hacerse a través de un cajero automático.

Hay dos tipos principales de cajeros automáticos. El cajero automático básico permite a los clientes retirar dinero y obtener información sobre el saldo de su cuenta corriente. Los cajeros automáticos más modernos permiten servicios más complejos, como depositar facturas, facilitar pagos, acceder a información de cuentas y pagar líneas de crédito.

¿Sabías que los cajeros automáticos pueden clasificarse por la etiqueta que llevan?

  • Etiqueta marrón: cajeros automáticos que no son operados por un banco o cooperativa de crédito, sino por un tercero.
  • Etiqueta verde: cajeros automáticos que se utilizan con fines agrícolas.
  • Etiqueta naranja: se utiliza para transacciones compartidas
  • Etiqueta rosa: cajeros automáticos diseñados específicamente para que las mujeres eviten largas colas y tiempos de espera.
  • Marca blanca: estos cajeros son introducidos por el grupo TATA e indican que pertenecen a empresas concretas y no a bancos.
  • Etiqueta amarilla: cajeros automáticos utilizados para transacciones de comercio electrónico.

Los consumidores deben utilizar una tarjeta de plástico, es decir, una tarjeta de crédito o bancaria, para realizar una transacción. Tras la autenticación con un código PIN, se completa la transacción.

Un cajero automático típico contiene los siguientes elementos:

  • Un lector de tarjetas: esta parte de la máquina lee el chip del anverso de la tarjeta o la banda magnética del reverso de la tarjeta insertada.
  • La pantalla: La pantalla actúa como un indicador para el usuario y le guía a través de un servicio. La pantalla también muestra información y el saldo de la cuenta.
  • Teclado: El teclado de un cajero automático lo utiliza el usuario para introducir información como el PIN de la transacción y el importe de la misma.
  • Máquina expendedora: El cajero automático es una ranura a través de la cual se dispensan los billetes y que permanece conectada a una caja fuerte situada en la parte inferior del cajero.
  • Impresora: La impresora te permite imprimir recibos de las transacciones realizadas.

Los cajeros automáticos modernos tienen ranuras para depositar dinero en efectivo y cheques en papel.

Los cajeros automáticos avanzados están equipados con los más modernos cajeros automáticos que pueden aceptar dinero en efectivo y formularios en papel.

Acerca de los Cajeros Automáticos

Por término medio, se retiran unos 60 euros en efectivo por transacción. Generalmente, los usuarios pueden utilizar el cajero automático de su banco sin pagar comisiones. Sin embargo, los usuarios pueden tener que pagar una comisión mínima si utilizan su tarjeta bancaria en el cajero automático de otro banco. En la mayoría de los casos, sin embargo, los usuarios no tienen que pagar ninguna tasa adicional y se les reembolsará si no hay otro cajero cerca.

Los bancos y las cooperativas de crédito son los propietarios de los cajeros automáticos, pero los particulares y las empresas pueden alquilarlos o comprarlos a través de una franquicia. Estos particulares o entidades comerciales suelen cobrar una cuota a los usuarios de las máquinas.

Funcionamiento del cajero automático

Los proveedores de servicios de Internet desempeñan un papel clave en el funcionamiento eficaz de los cajeros automáticos. Estabilizan la conexión entre los procesadores anfitriones y la ATM. Cuando se inicia una traducción, el titular de la tarjeta añade la información. Esta información se transmite a los procesadores anfitriones donde, tras la verificación de los datos, se concede la autorización. Una vez verificada la información, los procesadores anfitriones envían un código de autorización de la transacción.

Las tarjetas de los cajeros automáticos están fuertemente protegidas por encriptación mediante potentes programas informáticos, como el Triple Cifrado de Datos Calumniado. El principio del cajero automático es muy sencillo. Un sencillo terminal con dos entradas y cuatro salidas controla los servicios de transacción digital.

Todas las piezas de las máquinas están conectadas a un procesador en red. Cuando el titular de la tarjeta quiere retirar dinero, el procesador retira el dinero de la cuenta del titular. Una vez transferidos los fondos a la cuenta del procesador anfitrión, se envía un código de autorización y se abonan los fondos requeridos.

A continuación se muestra un algoritmo paso a paso para hacer funcionar el cajero automático.

  • Ve al cajero automático más cercano e introduce tu tarjeta de cajero automático en el tarjetero.
  • Ajusta el idioma preferido en la pantalla utilizando los botones del lateral de la pantalla.
  • Selecciona la transacción que quieres realizar
  • Selecciona el tipo de cuenta que quieres utilizar para la transacción.
  • Ahora introduce tu código PIN en el teclado y la cantidad que quieres retirar.
  • Espera unos segundos a que se complete la transacción y entonces podrás cobrar el importe del cajero automático.
  • Puedes coger el recibo que quieras y continuar con otra transacción, o puedes pulsar el botón de salida y marcharte.

El diseño de un cajero automático es una combinación de hardware y software. El diseño del hardware incluye depositar y retirar dinero, pagos con tarjeta de crédito e introducir y recibir información de la cuenta. El software controla las transacciones en el cajero automático.

Preguntas frecuentes sobre los cajeros automáticos

¿Cuáles son las ventajas de un cajero automático?

El cajero automático incluye funciones como transferir dinero entre bancos, recuperar saldos de cuentas, cambiar códigos PIN, depositar dinero, retirar dinero y muchas otras funciones. Los cajeros automáticos hacen que sacar dinero sea muy fácil. Puedes realizar algunos servicios sin tener que ir siempre al banco.

¿Cómo se mantiene un cajero automático?

Las piezas estándar del cajero automático deben limpiarse y la máquina debe inspeccionarse internamente para mantener las condiciones de funcionamiento. Como la delincuencia relacionada con los cajeros automáticos va en aumento, también deben comprobarse las cámaras de CCTV instaladas en el cajero.

¿Cuáles son algunos de los inconvenientes de los cajeros automáticos?

No todos los servicios bancarios pueden hacerse en un cajero automático típico. Las máquinas son propensas a sufrir daños y el riesgo de robo y violación de contraseñas es alto.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que un cajero automático es como una máquina mágica que te ayuda con tu dinero. Esta máquina es como un asistente del banco que está siempre disponible. Puedes usar tu tarjeta mágica (tarjeta de débito o crédito) para pedirle a la máquina que haga cosas por ti.
Por ejemplo, si necesitas dinero en efectivo, la máquina te da el dinero como si fuera una especie de hada que cumple tus deseos. También puedes preguntarle a la máquina cuánto dinero tienes en tu cuenta, como si le pidieras a un amigo que te cuente cuántas monedas mágicas tienes.Si quieres darle dinero a alguien más, puedes pedirle a la máquina que haga una especie de truco y transfiera el dinero a la cuenta de tu amigo. ¡Es como enviarle un mensaje especial a la máquina para que haga la magia!
Así que, en resumen, el cajero automático es como tu ayudante mágico del banco que te ayuda con tu dinero de una manera rápida y fácil. ¡Es como tener un amigo que siempre está listo para hacer magia financiera!

Explicación para un profesional del sector

La figura del cajero automático, desde una perspectiva más académica, constituye una manifestación tangible de la innovación tecnológica en el sector bancario, representando un hito significativo en la evolución de los servicios financieros. Este dispositivo, también conocido como ATM por sus siglas en inglés (Automated Teller Machine), encarna la convergencia de la ingeniería electrónica y la ingeniería financiera para crear un mecanismo que simplifica y eficientiza las transacciones bancarias.
En términos operativos, el cajero automático actúa como un interfaz entre el cliente y el sistema bancario, permitiendo la realización de diversas operaciones financieras sin intervención directa del personal bancario. Su funcionamiento se basa en la lectura y procesamiento de datos contenidos en tarjetas magnéticas o de chip, lo que habilita la identificación segura del usuario y el acceso a información asociada a su cuenta bancaria.
Desde una perspectiva económica, el cajero automático se inscribe en el marco de la teoría de la desintermediación, al facilitar la realización de transacciones sin la necesidad de intermediarios humanos. Esta automatización, si bien persigue la eficiencia y la agilidad en la prestación de servicios financieros, también plantea desafíos relacionados con la seguridad cibernética y la gestión de riesgos asociados al manejo de efectivo en entornos automatizados.
La interconexión global de cajeros automáticos a través de redes financieras amplía aún más su impacto, permitiendo a los usuarios acceder a sus fondos desde ubicaciones remotas. No obstante, esta conectividad también introduce consideraciones sobre la interoperabilidad de sistemas y estándares internacionales para garantizar una experiencia coherente y segura para los usuarios en todo el mundo.
En conclusión, el cajero automático, más allá de su aparente simplicidad, representa un fenómeno multidimensional que abarca aspectos tecnológicos, operativos, económicos y globales. Su adopción ha marcado un hito en la modernización de los servicios financieros, desencadenando un proceso de transformación que sigue evolucionando en respuesta a las dinámicas cambiantes del entorno financiero y tecnológico.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría