Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es un Banco comercial?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

Un banco comercial es una institución financiera cuyo objetivo principal es ofrecer una amplia gama de servicios financieros a clientes tanto individuales como corporativos. Estos servicios suelen incluir la recepción de depósitos, la concesión de préstamos, la emisión de tarjetas de crédito, y la facilitación de transacciones comerciales y servicios de pago. La función fundamental de un banco comercial es actuar como intermediario financiero, canalizando fondos desde los depositantes hacia aquellos que buscan financiamiento. Además, desempeña un papel vital en la economía al fomentar el flujo de dinero y contribuir al crecimiento económico a través de la asignación eficiente de recursos financieros.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

¿Qué es un banco comercial?

Un banco comercial es una institución financiera que ofrece a sus clientes servicios como préstamos, certificados de depósito, cuentas de ahorro, descubiertos, etc. Estas instituciones ganan dinero concediendo préstamos a particulares y cobrando intereses por ellos. Los distintos tipos de préstamos que concede un banco comercial son préstamos para empresas, préstamos para coches, préstamos para vivienda, préstamos personales y préstamos para educación.

Realizan estos préstamos a partir de los fondos depositados por sus clientes en diversas cuentas. Utilizan los depósitos como capital para conceder préstamos. Los bancos comerciales son esenciales para la economía de un país, ya que ayudan a crear capital, crédito y liquidez en el mercado. Estos bancos suelen estar situados en las ciudades, pero hoy en día hay cada vez más bancos online.

¿Cómo funciona un banco comercial?

Los bancos comerciales prestan servicios bancarios básicos al público, incluidos los clientes minoristas y las pequeñas y medianas empresas. Los bancos ganan dinero cobrando servicios y comisiones. Las comisiones dependen de los productos ofrecidos, por ejemplo, comisiones por descubierto, por caja fuerte, por demora, etc. En el caso de varios préstamos, también se cobran comisiones además de los intereses del préstamo.

Los bancos ganan dinero concediendo préstamos y para ello utilizan fondos procedentes de los depósitos de los clientes. Cobran tipos de interés más altos por los préstamos que conceden y tipos de interés comparativamente más bajos por los depósitos que reciben de sus clientes. Por ejemplo, un banco puede ofrecer a sus clientes un tipo de interés del 0,30% en una cuenta de ahorro, pero cobrar un tipo de interés anual del 4,8% en los préstamos hipotecarios.

Los bancos comerciales suelen estar ubicados en edificios donde sus clientes utilizan cajeros automáticos y otras máquinas bancarias. Como la tecnología de Internet ha avanzado en los últimos años, la mayoría de los bancos permiten a sus clientes realizar la mayoría de los servicios por Internet. Ahora se pueden hacer transferencias de dinero, ingresos o pagos de facturas por Internet.

La importancia de los bancos comerciales

Los bancos comerciales son esenciales para la economía, ya que no solo prestan servicios básicos a sus clientes, sino que también crean liquidez en el mercado y generan capital. Los bancos proporcionan liquidez al mercado prestando a partir de los depósitos de sus clientes.

Preguntas frecuentes sobre la banca comercial

¿Qué es un banco comercial?

Por definición, un banco comercial es una institución financiera cuya finalidad es aceptar depósitos de clientes y prestar dinero.

¿Qué tipos de bancos comerciales existen?

Los bancos públicos, los bancos privados y los bancos rurales regionales son los tipos de bancos comerciales.

¿Cuáles son las funciones de un banco comercial?

Las funciones principales son aceptar depósitos, prestar dinero, transferir dinero y descontar letras de cambio.

¿Por qué son importantes los bancos comerciales?

Los bancos comerciales son importantes porque ayudan a crear liquidez en el mercado.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que un banco comercial es como un amigo muy especial que ayuda a mucha gente con su dinero. Este amigo tiene dos trabajos muy importantes: guardar el dinero de las personas y prestarlo cuando alguien lo necesita.
Primero, cuando tú o tus padres tienen dinero extra y no quieren guardarlo en casa, pueden llevarlo a este amigo, que es el banco. El banco lo guarda en un lugar seguro y, a cambio, les da un papelito que dice cuánto dinero tienen guardado. Este papelito se llama «estado de cuenta» y ayuda a todos a saber cuánto dinero hay.Luego, hay personas o empresas que quieren hacer algo importante pero no tienen todo el dinero que necesitan. Aquí es donde el banco entra en su segundo trabajo: presta dinero. Si alguien quiere comprar una casa, empezar un negocio o estudiar, el banco puede prestarle el dinero que necesita. Pero, ¡ojo!, esa persona o empresa tiene que devolver el dinero al banco con un poquito más (eso se llama interés).
Así que, en resumen, el banco comercial es como un guardián y un ayudante financiero. Guarda el dinero de las personas y ayuda a otros dándoles préstamos para hacer cosas importantes. Es como un amigo que mantiene seguros los ahorros y ayuda a construir sueños.

Explicación para un profesional del sector

En el vasto panorama de las instituciones financieras, los bancos comerciales se erigen como entidades clave, desempeñando roles multifacéticos que trascienden la mera custodia de fondos. Su naturaleza abarcadora abraza dos funciones cardinales: la recepción de depósitos y la provisión de créditos, encarnando así el epicentro de las actividades financieras contemporáneas.
En una primera instancia, nos adentramos en el ámbito de la recepción de depósitos, función primordial que otorga a los bancos comerciales el papel de custodios de la liquidez del público. Cuando individuos y empresas tienen excedentes de efectivo, encuentran en estas instituciones un refugio seguro y, en contrapartida, obtienen instrumentos financieros que certifican la existencia de sus activos líquidos. Estos instrumentos, como los estados de cuenta, representan la síntesis de la relación contractual entre el depositante y la entidad financiera.
Por otro lado, la trascendencia de los bancos comerciales se eleva a nuevas alturas con su capacidad de intermediación crediticia. En este segundo cometido, actúan como facilitadores del flujo financiero, proporcionando préstamos a aquellos agentes económicos que demandan capital para diversas empresas, desde adquisiciones inmobiliarias hasta proyectos empresariales de envergadura. La gestión de esta dualidad operativa requiere una meticulosa evaluación de riesgos, llevada a cabo a través de sofisticadas metodologías que ponderan la capacidad crediticia y la solvencia de los prestatarios.
Este proceso, conocido como asignación eficiente de recursos financieros, implica el análisis detallado de variables macroeconómicas, tasas de interés, y evaluación del riesgo crediticio, entre otros factores. El banco comercial, al desplegar esta actividad, se convierte en un actor esencial en el entramado económico, canalizando los ahorros excedentes hacia inversiones productivas y contribuyendo así al crecimiento económico.
En el engranaje de sus operaciones, la función de «multiplicador de dinero» adquiere una dimensión relevante. Por medio de la reserva fraccionaria, los bancos comerciales, en lugar de retener la totalidad de los depósitos, pueden otorgar préstamos con base en una fracción de estos fondos, generando así un fenómeno expansivo en la oferta de dinero en la economía. No obstante, este proceso conlleva consigo una intrincada red de riesgos y responsabilidades regulatorias.
El impacto de los bancos comerciales en el tejido económico se extiende también a la gestión eficiente de los canales de intermediación financiera, como los mercados de capitales y la Bolsa de Valores. Estos actores, al interactuar con instrumentos financieros más complejos, desempeñan un papel crucial en la facilitación de la diversificación de carteras y la maximización del rendimiento financiero.
En última instancia, los bancos comerciales, como nodos cruciales en el sistema financiero, encarnan una amalgama de funciones que trascienden su rol primordial de custodios de fondos y otorgan forma a la dinámica macroeconómica. Su interconexión con los diferentes estratos de la sociedad y la economía resalta su posición como actores clave en el engranaje del sistema financiero moderno, con una influencia significativa en la asignación eficiente de recursos y el fomento del desarrollo económico.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría