Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es una Carta de crédito?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

La carta de crédito es un instrumento financiero ampliamente utilizado en transacciones comerciales internacionales. Se trata de un documento emitido por un banco en nombre de un comprador, garantizando el pago al vendedor siempre que se cumplan ciertas condiciones especificadas en la carta. Este mecanismo proporciona seguridad tanto al comprador como al vendedor, ya que asegura que el pago se realice una vez que se hayan cumplido los términos acordados, lo que facilita el comercio internacional y reduce el riesgo de incumplimiento en las transacciones.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

¿Qué es una carta de crédito?

Una carta de crédito también se conoce como carta de crédito documentario y es esencialmente una forma de garantía que un banco da en tu nombre a un vendedor al que has comprado algo, para asegurarse de que recibes el pago a tiempo y por el importe correcto.

Si el comprador no puede pagar al vendedor, el banco asume la responsabilidad y paga íntegramente al vendedor en nombre del comprador. Esta carta es un documento oficial enviado por el banco al vendedor.

Tipos de cartas de crédito

Hay cinco tipos principales de cartas de crédito emitidas por los bancos, que se enumeran a continuación:

Cartas de crédito comerciales.

Este tipo de carta de crédito implica pagos inmediatos, ya que el banco paga al vendedor en el momento mismo de la compra, independientemente de que el comprador pueda o no pagar.

Garantía de carta de crédito

Este tipo de carta de crédito es similar a la carta de crédito comercial, pero implica un pago condicional que solo se realiza si el comprador no puede pagarse a sí mismo. No se requiere ningún pago directo inicial del banco en el momento de la compra.

Carta de crédito renovable

Con este tipo de carta de crédito, el pago es limitado, es decir, el banco permite al cliente realizar un número ilimitado de retiradas dentro de un límite determinado en un periodo de tiempo determinado.

Carta de crédito de viajero

Este tipo de carta de crédito, como su nombre indica, suele ser útil para las personas que viajan al extranjero. Es una garantía de que las letras de cambio emitidas por bancos internacionales serán pagadas por el banco emisor.

Carta de crédito confirmada

Este tipo de carta de crédito implica a dos bancos diferentes, uno de los cuales emite la carta de crédito en nombre del comprador, mientras que el otro es el banco confirmador del vendedor, que sirve de garantía para el vendedor en caso de que el comprador o el banco emisor no puedan pagar.

Preguntas frecuentes sobre las cartas de crédito

¿Cuántos tipos de cartas de crédito existen?

Hay cinco tipos principales de cartas de crédito, que se enumeran a continuación:

  • Carta de crédito comercial
  • Carta de crédito comercial
  • Carta de crédito comercial Carta de crédito comercial
  • Crédito documentario rotativo Crédito documentario rotativo
  • Carta de crédito confirmada

¿Qué ocurre si el comprador no puede pagar al vendedor en virtud de una carta de crédito?

Si el comprador no puede pagar al vendedor, el banco asume la responsabilidad y paga íntegramente al vendedor en nombre del comprador en virtud de la carta de crédito.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que la carta de crédito es como una especie de «superpoder» para hacer compras en otros países. Cuando tú o tus padres compran cosas en línea de otro lugar, como un juguete de otro país, a veces es difícil saber si la otra persona va a recibir el dinero y enviar el juguete, ¿verdad?
Entonces, la carta de crédito es como una carta mágica que le dice al vendedor que, una vez que envíe el juguete como prometió, ¡el banco le dará el dinero seguro y rápido! Es como un acuerdo especial entre los compradores y vendedores de diferentes partes del mundo para asegurarse de que todo salga bien.
Así, todos pueden confiar en que obtendrán lo que compraron y que el vendedor recibirá su dinero de manera segura. ¡Es como un hechizo mágico para hacer que las compras internacionales sean más fáciles y justas!

Explicación para un profesional del sector

La carta de crédito, dentro del ámbito financiero internacional, se revela como un instrumento de suma importancia en el facilitamiento y aseguramiento de las transacciones comerciales entre partes ubicadas en diferentes países. Este mecanismo opera como un contrato financiero, en el cual un banco, actuando en calidad de emisor, se compromete a realizar el pago a favor de un beneficiario (generalmente el vendedor) siempre que se cumplan ciertas condiciones preestablecidas. Este enfoque es particularmente esencial en transacciones donde la confianza entre el comprador y el vendedor se ve desafiada por la distancia geográfica y las complejidades asociadas con el comercio internacional.
Desde una perspectiva técnica, la carta de crédito puede adoptar diversas formas, siendo la carta de crédito irrevocable la más común en el ámbito comercial internacional. Este tipo de carta de crédito, una vez emitida, no puede ser modificada o cancelada sin el consentimiento de todas las partes involucradas, ofreciendo una mayor seguridad y certeza en las transacciones. Además, puede ser transferible, lo que significa que el beneficiario original puede ceder los derechos de pago a otra entidad.
Las cartas de crédito, por su naturaleza, incorporan una serie de términos y condiciones que definen los parámetros de la transacción. Estos pueden incluir requisitos documentarios detallados, especificaciones de calidad y cantidad de los bienes o servicios, así como plazos específicos para la presentación de documentos para el pago. La complejidad de estas condiciones puede variar según la naturaleza de la transacción y las regulaciones internacionales vigentes.
En el contexto de la gestión de riesgos, la carta de crédito se presenta como una herramienta valiosa, mitigando la posibilidad de incumplimientos y ofreciendo una solución estructurada para resolver disputas comerciales. El papel del banco emisor como intermediario confiable agrega una capa adicional de seguridad, ya que se espera que actúe de manera imparcial, garantizando la ejecución justa de la transacción.
Es esencial resaltar que, a pesar de su utilidad, la carta de crédito no está exenta de desafíos. Las partes involucradas deben comprender a fondo los términos y condiciones establecidos en el documento para evitar malentendidos y garantizar un proceso fluido. Además, la elección de un banco emisor confiable y la cuidadosa redacción de los términos de la carta son pasos críticos para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos asociados con su implementación.
En conclusión, la carta de crédito se erige como un elemento crucial en el entramado del comercio internacional, actuando como un puente financiero que facilita las transacciones entre partes separadas por distancias geográficas y complejidades legales. Su papel en la mitigación de riesgos, la certificación de documentos y la garantía de pagos contribuye a la estabilidad y confianza en el ámbito comercial global, siendo objeto de estudio y aplicación exhaustiva en contextos académicos y empresariales avanzados.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría