Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es un Cheque?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

Un cheque es un instrumento financiero ampliamente utilizado en transacciones comerciales y financieras que facilita el intercambio de fondos entre partes. Este documento, emitido por una persona o entidad (el librador) a favor de otra (el beneficiario), representa una orden de pago dirigida al banco del librador. Al desembolsarse, el cheque garantiza el pago del monto especificado al beneficiario. Existen diversos tipos de cheques, como al portador, nominativo o cruzado, cada uno con características específicas que influyen en su circulación y uso. Su versatilidad y aceptación generalizada lo convierten en una herramienta fundamental en el ámbito financiero y comercial.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

¿Qué es un cheque?

En pocas palabras, un cheque es un documento escrito, fechado y firmado que ordena a un banco pagar una cantidad determinada al portador.

El importe es específico para el portador. El ordenante es la persona u organización que emite el cheque, mientras que el beneficiario es la persona a la que va dirigido.

La persona a la que va dirigido el cheque. Al mismo tiempo, el beneficiario es el banco al que se dirige el cheque

Este banco también se llama banco emisor.

Los cheques pueden cobrarse o ingresarse. El dinero se deduce de la cuenta bancaria del pagador cuando el beneficiario presenta un cheque para negociar. Este método permite al pagador dar instrucciones al banco para que transfiera dinero de su cuenta a la cuenta del beneficiario o desde la cuenta del beneficiario.

Un cheque se suele librar contra una cuenta corriente, pero también se puede utilizar para negociar fondos de una cuenta de ahorro u otra cuenta.

En algunas partes del mundo, como Inglaterra y Canadá, se utiliza la grafía «cheque».

¿Cómo funcionan los cheques?

Los cheques son letras de cambio o documentos que garantizan una determinada cantidad de dinero. Los bancos que los emiten los imprimen para que el pagador los reciba de los titulares de sus cuentas. Una vez emitido el cheque, el pagador lo presenta al beneficiario, que lo lleva a su banco u otra institución financiera para recibir el dinero o ingresarlo en una cuenta bancaria.

Los cheques pueden utilizarse para liquidar transacciones monetarias entre dos o más partes sin necesidad de intercambiar dinero en efectivo. El importe del cheque sustituye al mismo importe en moneda física.

Los cheques pueden utilizarse para pagar facturas, como regalos o para transferir dinero entre dos personas o empresas. Las transferencias de dinero mediante estos métodos suelen considerarse más seguras que las transferencias en efectivo, sobre todo cuando se trata de grandes cantidades. Es imposible que un tercero cobre un cheque perdido o robado, ya que solo el beneficiario puede negociar el cheque. La banca por Internet, los pagos upi, las tarjetas de débito y crédito y las transferencias electrónicas son sustitutos modernos de los cheques.

¿Qué características tienen los cheques?

Los componentes principales de los cheques suelen ser los mismos, aunque no todos tienen el mismo aspecto. En la parte izquierda del cheque figuran el nombre y los datos de contacto de la persona que lo ha extendido. También hay una línea en el cheque con el nombre de la institución financiera donde está la cuenta del titular.

Hay ciertas líneas que debe rellenar el pagador:

  • La fecha de emisión del cheque figura en la línea de la esquina superior derecha del cheque.
  • El nombre del beneficiario debe figurar en el cheque, en la primera línea del centro. Esto se indica con la frase & Paga en la secuencia.
  • El importe del cheque se introduce en la casilla situada junto al nombre del beneficiario.
  • El importe se escribe en la línea directamente debajo del nombre del beneficiario.
  • El beneficiario firma el cheque en la línea de la esquina inferior derecha del cheque. Los cheques válidos deben estar firmados.
  • También encontrarás una línea de memo en la parte inferior izquierda del cheque, debajo de los datos del banco que retira el dinero. Además de facilitar el número de cheque, el número de cuenta u otra información necesaria, el pagador puede proporcionar información adicional.

La línea de la firma del pagador y la línea de la nota están separadas por una serie de números codificados en la parte inferior del cheque. Son el código bancario, el número de cuenta del pagador y el número de cheque. En algunos países, como Canadá, los números de ruta se sustituyen por números de institución -que son el código de identificación del banco- y los números de las sucursales donde se encuentra la cuenta.

En el reverso del cheque hay una línea de endoso que debe firmar el beneficiario al pagar el cheque. En el momento de la negociación, el banco receptor sella el reverso con un sello de depósito y, a continuación, la mesa se pone en liquidación. Cuando los cheques llegan al banco receptor, se vuelven a sellar y archivar. El pagador puede pedir la devolución del cheque.

Tipos de cheques

Cheque certificado

Uno de los cheques más utilizados es el cheque certificado. Este cheque confirma que la cuenta del titular tiene fondos suficientes para pagar el importe del cheque. En otras palabras, el cheque garantiza que no rebotará. Para que se certifique un cheque, hay que presentarlo al banco donde se emitió, que verifica su autenticidad con el depositante.

Cheque al portador

Al avalar el cheque y firmarlo, el banco garantiza que el dinero está seguro. Estos cheques suelen ser necesarios al comprar un coche o una casa.

Cheque de pago

Otro ejemplo es un cheque de pago emitido por un empresario para pagar a un empleado por su trabajo. En los últimos años, las nóminas físicas han dado paso a los sistemas de depósito directo y a otras formas de transferencia electrónica de fondos.

Cheques no cobrados (cheques NSF)

No es posible negociar un cheque por un importe superior al saldo de la cuenta corriente de una persona. Si es así, se devuelve el cheque. Esto se llama «cheque sin fondos». El cheque es devuelto porque no se puede procesar, porque no hay suficiente dinero en la cuenta o porque no hay suficiente dinero (NSF) en la cuenta (los dos términos son intercambiables). El pagador suele tener que pagar una penalización por cheque devuelto. A veces también se cobra una comisión al beneficiario.

Preguntas frecuentes sobre los cheques

¿Por qué es importante un cheque?

Los cheques son un producto financiero útil para uso personal y empresarial que tiene sus propias características. Los cheques también proporcionan un nivel de seguridad a tus transacciones que el dinero en efectivo no ofrece.

¿Hasta qué punto es seguro un cheque?

Escribir cheques es fácil y seguro siempre que sigas las normas básicas. Asegúrate: Escribe el nombre de la persona u organización a la que pagas. Traza una línea en los huecos del cheque para que la gente pueda añadir números o nombres adicionales.

¿Se pueden robar los cheques?

El fraude con cheques puede producirse de muchas formas distintas. Los delincuentes pueden robar cheques, crear cheques falsos o cambiar el nombre o el importe de un cheque legítimo. Aunque esto no ocurre muy a menudo, siempre merece la pena tener cuidado.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que un cheque es como una carta mágica que usamos para dar dinero a alguien. Esta carta tiene dos amigos: el que la da (llamado librador) y el que la recibe (llamado beneficiario).
Cuando el librador quiere dar dinero al beneficiario, escribe en la carta cuánto dinero quiere dar y luego firma. Después, el beneficiario lleva la carta al lugar mágico llamado banco, y el banco le da el dinero que el librador prometió en la carta.
Así, el cheque ayuda a las personas a intercambiar dinero de manera segura y divertida. ¡Es como si el dinero tuviera su propio pasaporte mágico!

Explicación para un profesional del sector

La figura del cheque, cuya etimología deriva del término francés «cheque» y a su vez del árabe «sakk», representa una entidad financiera compleja que desempeña un papel fundamental en la dinámica económica contemporánea. Este instrumento financiero, utilizado en transacciones comerciales y financieras, se erige como un documento formal que refleja la voluntad del librador, la parte que emite el cheque, de transferir fondos al beneficiario, la parte receptora de los recursos.
Desde una perspectiva más técnica, el cheque constituye una orden de pago escrita, en la que el librador indica la cantidad de dinero específica que desea transferir y, al firmar el documento, se compromete a abonar dicha suma al beneficiario. Este proceso implica la intervención de una entidad financiera, comúnmente un banco, que funge como intermediario en la transacción. Aquí radica la complejidad intrínseca del cheque, ya que su eficacia depende de la existencia de fondos suficientes en la cuenta del librador, así como de la capacidad del banco para honrar la deuda reflejada en el documento.
En este contexto, es fundamental comprender la naturaleza dual del cheque, que actúa simultáneamente como título valor y medio de pago. Como título valor, representa una obligación de pago por parte del librador y, como medio de pago, facilita la transferencia de fondos de una entidad financiera a otra. Este carácter dual confiere al cheque una versatilidad singular en el ámbito de las transacciones comerciales, ofreciendo a las partes involucradas un mecanismo eficiente para la transferencia de recursos.
Es relevante señalar que, a pesar de su aparente simplicidad, el cheque se encuentra sujeto a un marco normativo y legal riguroso que regula su emisión, circulación y compensación. Los sistemas bancarios y financieros establecen protocolos específicos para garantizar la integridad y seguridad de las transacciones con cheques, implementando tecnologías avanzadas y medidas de protección contra prácticas fraudulentas.
En el ámbito internacional, el cheque ha experimentado una evolución significativa con el advenimiento de nuevas tecnologías financieras y métodos de pago electrónicos. No obstante, sigue siendo una herramienta de gran relevancia en transacciones nacionales, especialmente en aquellos sectores donde la confianza y la formalidad son elementos cruciales.
En conclusión, el cheque, como instrumento financiero, despliega una complejidad inherente que abarca aspectos legales, económicos y tecnológicos. Su funcionalidad polifacética y su arraigo en prácticas comerciales tradicionales le confieren una importancia perdurable en el entramado financiero global, a pesar de los cambios y avances tecnológicos que continúan transformando el panorama económico contemporáneo.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría