Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es un Contable?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El término «contable» se refiere a un profesional altamente capacitado en el ámbito de la contabilidad, cuya función principal consiste en registrar, analizar y reportar la información financiera de una entidad. Este experto despliega destrezas técnicas para mantener la integridad y precisión de los registros contables, aplicando principios contables y normativas específicas. Su labor abarca la elaboración de estados financieros, la gestión de cuentas y la interpretación de datos económicos, contribuyendo esencialmente a la toma de decisiones estratégicas dentro de la organización. La contabilidad, como disciplina, se apoya en la experiencia y competencia del contable para proporcionar una visión clara y fidedigna de la situación financiera de una empresa.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

LO MÁS IMPORTANTE QUE DEBES SABER

  • Un contable es una persona que trabaja en el campo de la contabilidad, realizando tareas como analizar cuentas, realizar auditorías y analizar estados financieros.
  • Los contables pueden trabajar en una simple empresa de contabilidad o en una gran empresa con un sencillo departamento financiero interno, o pueden crear su propia empresa.
  • Dado que el título de CPA se considera el estándar de oro en contabilidad, la mayoría de los profesionales optan por convertirse en contables públicos certificados.

Más información sobre contables

Los contables son profesionales financieros que gestionan un grupo de cuentas, ya sean privadas o públicas. Estas cuentas pueden ser propiedad de empresas o de particulares. Pueden trabajar en empresas de todos los tamaños -desde las más pequeñas a las más grandes-, en administraciones públicas y organizaciones sin ánimo de lucro, o pueden crear su propia consulta o trabajar con particulares que necesiten sus servicios.

Los contables son responsables de una amplia gama de actividades contables, que varían en función del lugar donde trabajen. Los contables son responsables de una amplia gama de tareas: analizar las cuentas y comprobar la exactitud de los estados financieros, registros y otros informes, realizar auditorías diarias y anuales, supervisar las actividades financieras, preparar informes fiscales y asesorar sobre diversos asuntos en los que se necesitan ahorros de costes y eficiencias, y analizar riesgos y previsiones.

Las funciones de un contable suelen estar determinadas por su formación y clasificación. Muchos profesionales del sector son licenciados y, si trabajan para una empresa, pueden necesitar una certificación para ascender. Los requisitos de certificación varían en función de la función. Algunos exigen una formación adicional a la licenciatura, así como la superación de exámenes difíciles.

Los contables pueden tener diversas designaciones. Auditor interno certificado (CIA), contable de gestión certificado (CMA) y contable público certificado (CPA) son los títulos más comunes en contabilidad. Un auditor interno certificado, al igual que un contable público certificado, no tiene que estar colegiado.

La mayoría de los contables eligen convertirse en CPA por diversas razones; también suele considerarse el oro de la contabilidad. Los requisitos para obtener el título de contable varían de un estado a otro de Estados Unidos. Sin embargo, aprobar el examen general de CPA es un requisito que es el mismo en todos los estados. El Instituto Americano de Contables Públicos Certificados (AICPA) redacta y califica estos exámenes.

Puntos importantes que debes recordar

Los contables deben seguir las normas y directrices éticas de la región, como las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) o los Principios Contables Generalmente Aceptados (PCGA).

El Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (CNIC) ha emitido un conjunto de normas conocidas como Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Estas normas garantizan que los estados financieros sean coherentes y transparentes. Por otra parte, los PCGA son un conjunto de directrices que los contables deben seguir al elaborar los estados financieros de las empresas que cotizan en bolsa.

Los CPA están obligados legal y éticamente a trabajar de forma honesta, fiable y diligente. Los CPA tienen una gran repercusión en sus clientes, lo que significa que sus decisiones y esfuerzos pueden tener un impacto significativo no solo en un individuo, sino también en toda una empresa, incluidos empleados, accionistas y otras partes interesadas.

Los contables pueden ser considerados responsables tanto en virtud del derecho consuetudinario como de la ley. La ignorancia, el robo o el incumplimiento de contrato son ejemplos de responsabilidad de derecho común, mientras que el derecho estatutario se refiere a cualquier ley de valores provincial o nacional.

Historia de los contables

La Sociedad Americana de Contables Públicos, la primera organización profesional de contables, se fundó en 1887 y los CPA recibieron su primera licencia en 1896. Durante la Revolución Industrial, la contabilidad se convirtió en una profesión muy importante. Esto se debía en parte a que las empresas eran cada vez más complejas y los inversores y financieros, que no eran necesariamente propietarios de la empresa pero habían invertido financieramente en ella, necesitaban saber más sobre su situación financiera.

Tras la Gran Recesión y la creación de la Comisión del Mercado de Valores (SEC), todas las empresas que cotizaban en bolsa estaban obligadas a presentar informes elaborados por auditores. Este cambio ha aumentado aún más la demanda de contables en las empresas. Los contables son más importantes que nunca en el mundo actual.

Preguntas frecuentes sobre los contables

¿Qué hace un contable?

Un contable es una persona responsable de mantener y analizar los registros financieros. La mayoría de los contables son responsables de diversas actividades financieras, ya sea para clientes particulares o para las grandes empresas y organizaciones que los contratan.

¿Quién puede trabajar como contable?

Para trabajar como contable, normalmente necesitas una licenciatura o un grado superior. Puede que necesites una certificación adicional. La contabilidad es más adecuada para las personas a las que se les dan bien los números y tienen buenas dotes organizativas.

¿Se les dan bien las matemáticas a los contables?

Los contables deben tener conocimientos básicos de matemáticas, así como conocimientos básicos de informática, buena capacidad analítica, habilidades interpersonales y una capacidad natural para comunicarse de forma clara y concisa.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que un contable es como un «guardián de los números» en una empresa. Su trabajo es asegurarse de que todos los dineros que entran y salen se registren correctamente. Es un poco como llevar un diario gigante donde anotan todas las compras y ventas. También ayudan a crear informes especiales que dicen a los jefes cómo está yendo el negocio.
Piensa en ellos como los superhéroes de las finanzas, porque mantienen todo organizado y ayudan a que las personas que dirigen la empresa tomen decisiones inteligentes. ¡Es como tener a alguien muy bueno con los números cuidando de todo para que el negocio funcione a la perfección!En el ámbito de las finanzas, el término «contable» reviste una significativa trascendencia, manifestándose como un actor preponderante en la maquinaria operativa de las empresas contemporáneas. Su labor se erige en la confluencia de la ciencia contable y la gestión financiera, desempeñando un papel crucial en la preservación de la integridad y transparencia de los registros contables, fundamentales para la toma de decisiones empresariales.

Explicación para un profesional del sector

En el ámbito de las finanzas, el término «contable» reviste una significativa trascendencia, manifestándose como un actor preponderante en la maquinaria operativa de las empresas contemporáneas. Su labor se erige en la confluencia de la ciencia contable y la gestión financiera, desempeñando un papel crucial en la preservación de la integridad y transparencia de los registros contables, fundamentales para la toma de decisiones empresariales.
El contable, investido con la responsabilidad de recopilar, analizar y sintetizar datos financieros, desentraña las complejidades de la contabilidad, una disciplina que abarca desde la consolidación de balances hasta la auditoría interna. Su destreza técnica y su comprensión profunda de los principios contables le permiten discernir entre variados activos y pasivos, manejando categorías como el patrimonio neto y las cuentas por cobrar con la destreza de un virtuoso del lenguaje numérico.
Además, la función del contable se extiende más allá de la mera compilación de datos; implica la interpretación de la realidad financiera, revelando tendencias, identificando oportunidades y anticipando desafíos. Su expertise se manifiesta en la elaboración de informes financieros que, en un contexto empresarial, constituyen herramientas fundamentales para la toma de decisiones estratégicas. La capacidad para diseñar y analizar estados financieros se convierte, así, en el núcleo mismo de su labor profesional.
El contable, dotado de habilidades analíticas avanzadas y conocimientos sólidos de regulaciones fiscales, se erige como un orientador en la optimización de recursos y la gestión eficiente de impuestos. Su rol adquiere connotaciones estratégicas al aportar datos críticos para la planificación financiera a largo plazo y la evaluación de la rentabilidad de inversiones.
En este sentido, la importancia del contable trasciende las meras funciones administrativas y se erige como un eje vertebrador en la sostenibilidad financiera de las organizaciones. La integridad en sus acciones se traduce en la confiabilidad de la información financiera, requisito esencial para el adecuado funcionamiento de los mercados y la construcción de relaciones de confianza con inversionistas, accionistas y otras partes interesadas.
En resumen, el contable se constituye como el artífice de la transparencia financiera, el arquitecto de los registros contables y el estratega que, a través de su conocimiento y habilidades, contribuye a la eficaz gestión de los recursos y al desarrollo sustentable de las entidades empresariales en el complejo escenario económico contemporáneo. Su rol, eminentemente especializado, refleja la intrincada intersección entre la ciencia contable y la toma de decisiones empresariales, delineando un perfil profesional que fusiona competencia técnica y visión estratégica.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría