Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es la Diligencia debida?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

La diligencia debida es un proceso exhaustivo de investigación y análisis que se lleva a cabo antes de realizar una inversión, firma de contrato, adquisición o cualquier otra transacción financiera. Este procedimiento busca evaluar y verificar la información relevante sobre una entidad o activo, identificar posibles riesgos y garantizar la integridad y validez de la operación. La diligencia debida implica revisar documentos financieros, analizar estados financieros, evaluar la reputación de las partes involucradas y realizar un examen detallado de factores legales, regulatorios y operativos que puedan impactar la transacción. Este enfoque proactivo ayuda a los inversionistas y empresas a tomar decisiones informadas, minimizando riesgos y asegurando que se alcancen los objetivos deseados de manera segura y eficiente.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

Descripción: El término «diligencia debida» puede utilizarse en muchos contextos, pero suele emplearse en el de las transacciones comerciales (especialmente fusiones y adquisiciones, empresas conjuntas, financiación de proyectos, titulización, etc.).

El alcance de la diligencia debida depende generalmente de la naturaleza de la operación propuesta. No se limita a los compradores, sino que los vendedores también pueden realizar la diligencia debida sobre el comprador.

Consta de comprobaciones sustantivas, jurídicas, contables y de hecho. La razón principal para llevar a cabo esta comprobación es que no haya sorpresas tras la firma del contrato.

Las empresas también llevan a cabo la diligencia debida cuando quieren contratar a un proveedor, comprar una propiedad comercial o contratar a un nuevo empleado. La información recopilada tras el proceso se revisa para tomar la decisión final.

Ambas partes llevan a cabo la diligencia debida después de que el vendedor y el comprador hayan acordado en principio una transacción, pero antes de firmar un contrato vinculante.

La diligencia debida también ayuda a comprender las razones del vendedor para vender la empresa. La información recogida durante el proceso es muy sensible y confidencial.

Como parte del proceso de diligencia debida, la parte que invierte el dinero también debe examinar los activos tangibles e intangibles de la empresa. Saber exactamente qué se vende permitirá al comprador valorar con precisión la empresa.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

La diligencia debida es como hacer una investigación muy completa antes de tomar decisiones importantes, como comprar algo o invertir en algo. Es como cuando estás a punto de elegir un nuevo juego para jugar o un libro para leer, pero en lugar de decidir rápidamente, tomas tu tiempo para revisar toda la información disponible.
Imagina que quieres intercambiar cartas con un amigo, pero antes de hacerlo, quieres asegurarte de que las cartas que te va a dar son buenas y no están rotas. Entonces, revisas cada carta cuidadosamente, te aseguras de que estén en buen estado y que sean lo que esperas. Eso sería como hacer una diligencia debida antes de intercambiar cartas.
En el mundo de los adultos, cuando las personas hacen negocios o compras importantes, también hacen diligencia debida. Revisan todos los detalles, como la salud financiera de una empresa o la calidad de un producto, para asegurarse de que todo esté en orden antes de tomar una decisión. Así, evitan sorpresas desagradables y toman decisiones más informadas. En resumen, la diligencia debida es como revisar las cartas antes de intercambiarlas, pero en el mundo de los adultos, donde las decisiones son más grandes y tienen más impacto.

Explicación para un profesional del sector

La diligencia debida, en el contexto de las finanzas y los negocios a nivel avanzado, se presenta como un proceso meticuloso e integral que precede a la toma de decisiones estratégicas y transacciones comerciales de envergadura. Este procedimiento se erige como un pilar fundamental en la gestión de riesgos y la maximización del valor para los inversionistas, incorporando una serie de elementos multifacéticos que buscan mitigar la incertidumbre inherente a las operaciones financieras y comerciales de alta complejidad.
Desde una perspectiva técnica, la diligencia debida implica la evaluación minuciosa de información financiera, legal, operativa y estratégica asociada a una entidad, proyecto o transacción específica. Este análisis se extiende más allá de la superficie, adentrándose en la revisión detallada de documentos financieros, contratos legales, estructuras organizativas y otros elementos que pueden tener un impacto sustancial en la viabilidad y éxito de la operación.
Uno de los aspectos clave de la diligencia debida es la identificación y evaluación de riesgos potenciales. En un entorno de negocios complejo, la incertidumbre puede surgir de diversas fuentes, como fluctuaciones del mercado, cambios regulatorios, contingencias legales o desafíos operativos. La diligencia debida busca anticipar y comprender estos riesgos, permitiendo a los profesionales financieros y empresariales tomar decisiones informadas que maximicen la probabilidad de éxito.
Además, este proceso avanzado implica una evaluación crítica de la calidad de los activos y pasivos involucrados en una transacción, así como la identificación de oportunidades para la creación de valor. Los expertos en diligencia debida utilizan herramientas analíticas avanzadas para modelar escenarios y evaluar el rendimiento futuro, incorporando proyecciones financieras y análisis de sensibilidad para comprender el impacto potencial de diferentes factores en los resultados esperados.
La diligencia debida también se enfoca en aspectos éticos y de gobernanza corporativa. Los profesionales buscan garantizar que todas las partes involucradas cumplan con estándares éticos y legales, evitando conflictos de interés y asegurando que la transacción se realice de manera transparente y conforme a los principios éticos fundamentales.
En el ámbito académico avanzado, los estudios de casos prácticos y la aplicación de enfoques analíticos sofisticados son elementos centrales para comprender la diligencia debida. Los estudiantes de posgrado en finanzas y negocios adquieren habilidades para realizar evaluaciones exhaustivas y toman decisiones basadas en evidencia, preparándolos para enfrentar los desafíos del mundo empresarial global.
En resumen, la diligencia debida en un entorno académico de posgrado se presenta como un conjunto integral de procesos y análisis críticos que preceden a decisiones financieras y comerciales de alto impacto. A través de un enfoque multidisciplinario, los profesionales avanzados en este campo están equipados para gestionar la complejidad inherente a los negocios y las finanzas contemporáneas, ofreciendo un valor agregado a las organizaciones y los inversionistas en entornos dinámicos y desafiantes.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría