Diccionario financiero > Diccionario de economía

¿Qué es el Dinero?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El dinero es un medio de intercambio ampliamente aceptado en una economía que facilita el comercio de bienes y servicios. Funciona como una unidad de cuenta y una reserva de valor, permitiendo la valoración y comparación de activos y transacciones. Además, actúa como unidad estándar para medir el valor relativo de diferentes bienes y servicios en una sociedad. Su aceptación generalizada se basa en la confianza de que será aceptado en transacciones futuras y que retendrá su valor a lo largo del tiempo.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

El dinero sirve como medio de intercambio de bienes y servicios. El dinero en forma de papel o monedas emitido por un gobierno y aceptado por su valor nominal se llama moneda.

En el trueque, los bienes y servicios se intercambian directamente por otros bienes y servicios. El dinero ha sustituido al trueque como principal medio de intercambio de bienes y servicios en el mundo moderno.

Comprender el dinero

El dinero en forma de moneda existe desde hace al menos 3000 años. Antes existía en forma de monedas. Hoy en día, las notas en papel son más habituales. El dinero moderno suele ser inútil en sí mismo, y ésa es una de las cosas que lo hacen moderno.

Puede que China inventara el uso del papel como moneda ya en el año 1000 a.C., pero la gente tardó mucho tiempo en aceptar el papel a cambio de algo de valor real. El dinero moderno se imprime en papel en diversas cantidades, mientras que las monedas se utilizan para cantidades más pequeñas.

La valoración del dinero

A diferencia de las monedas antiguas, que estaban hechas de metales preciosos, la mayor parte del dinero actual no tiene valor en sí mismo. Sin embargo, tiene valor porque los bancos centrales lo garantizan.

Dinero representativo significa que cada moneda o billete puede cambiarse por una determinada cantidad de una mercancía. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, los bancos centrales de todo el mundo podían pagar al gobierno estadounidense 35 euros por una onza de oro. En otras palabras, el papel moneda estaba respaldado por metal real y podía cambiarse legalmente si uno quería.

El presidente Nixon canceló este acuerdo con otros países porque temía que EEUU se quedara sin oro. Con la abolición del patrón oro, el euro se convirtió en una moneda fiduciaria. Además, el valor del dinero fiduciario procede de la confianza del público en el gobierno y en su capacidad para imponer y recaudar impuestos. En otras palabras, tiene valor porque la gente cree que los demás lo aceptarán. Actualmente, este grupo incluye la mayoría de las principales monedas del mundo, como el euro, la libra esterlina y el yen japonés.

Estrategias de tipo de cambio

Técnicamente, una moneda es dinero físico. Sin embargo, en los mercados financieros, las monedas son unidades de cuenta de las economías nacionales y los tipos de cambio vienen determinados por factores de mercado. Como los negocios se hacen a través de las fronteras, la gente a menudo necesita comprar divisas extranjeras. Los gobiernos tienen dos opciones principales para hacer frente a esta situación.

La primera opción es establecer un tipo de cambio fijo. El gobierno fija el tipo de cambio entre su moneda y una de las principales divisas mundiales, como el dólares estadounidenses o el euro. Para fijar el tipo de cambio, el banco central de un país compra o vende la moneda fijada.

El principal objetivo de un tipo de cambio fijo es dar a la gente una sensación de seguridad, sobre todo cuando el sistema financiero de un país no es tan avanzado como el de otros países. Los inversores ganan confianza cuando saben exactamente qué cantidad de moneda estable pueden obtener.

Sin embargo, los tipos de cambio fijos han provocado muchas crisis monetarias en las últimas décadas. Éste puede ser el caso, por ejemplo, cuando el banco central no puede mantener la paridad con el mercado.

La otra forma de moneda se basa en factores de mercado. La mayoría de las monedas modernas del mundo se basan en factores de mercado y los bancos centrales solo realizan determinadas operaciones para regular los movimientos salvajes.

Causas de la inflación

Las monedas monetarias se utilizan actualmente en la mayoría de las principales economías del mundo. Como no están ligados a nada real, los gobiernos pueden ganar dinero nuevo cuando tienen problemas para pagar sus facturas. Esto les da más formas de afrontar los problemas, haciendo posible que gasten demasiado dinero.

La hiperinflación es el mayor riesgo cuando ganas demasiado dinero. Cada unidad de dinero vale menos cuando hay más. Una inflación moderada suele ser inofensiva, pero una devaluación incontrolada puede dificultar mucho el mercado. Si la inflación anual es superior al 5%, los ahorros de cada persona valen un 5% menos que el año anterior, suponiendo que no devenguen intereses. Cada vez es más difícil mantener el mismo nivel de vida.

Por esta razón, los bancos centrales de los países industrializados suelen intentar frenar la inflación retirando dinero de la circulación cuando el valor del dinero cae demasiado. La mayoría de los bancos centrales están de acuerdo en que algo de inflación es bueno. La mayoría de los países desarrollados piensan que una inflación del 2% es buena, mientras que los países en desarrollo como India piensan que una inflación del 4-6% es buena.

¿De dónde viene la palabra «moneda»?

Moneda viene de la palabra latina «currere», que significa «correr» o «fluir». La palabra «dinero» procede del latín «monere», que significa «avisar».

¿Cómo era el primer dinero?

El siclo mesopotámico fue la primera forma de dinero conocida. Se fabricó hace unos 5.000 años. Entre los años 650 y 600 a.C., los aristócratas lidios y jonios pagaban a sus soldados con monedas de plata y oro acuñadas en Asia Menor.

¿Por qué es importante tener una moneda?

El dinero son los billetes y monedas que la gente utiliza para comprar cosas. Un comerciante puede vender fácilmente sus mercancías y pagar a las personas con las que comercia aceptando dinero.

¿Cuáles son las monedas más aceptadas en el mundo?

Las monedas mundiales más aceptadas son los dólares estadounidenses, la libra esterlina, el euro, el yen japonés, el euro australiano, etc. Otras monedas son el dólar canadiense, el yuan chino, la rupia india, el real brasileño, el rublo, la lira turca, etc.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

El dinero es como una varita mágica que nos ayuda a comprar cosas y hacer intercambios. Imagina que tienes juguetes y tu amigo tiene golosinas, pero a él no le gustan tus juguetes. ¡Aquí es donde entra el dinero! En lugar de cambiar tus juguetes directamente por las golosinas, usas dinero.
El dinero es como un superhéroe que todos aceptan y te permite obtener cualquier cosa que desees. También es como una regla que nos ayuda a entender cuánto vale cada cosa, ¡como contar tus tesoros con monedas de oro!
Así que, el dinero no es solo papel o monedas, ¡es como la magia que hace que todo funcione en el mundo de las compras y los intercambios!

Explicación para un profesional del sector

El dinero, en el contexto económico, constituye un instrumento de intercambio que ha evolucionado como un sistema simbólico complejo que facilita la asignación eficiente de recursos en una sociedad. Este medio de cambio ha adquirido una posición preeminente en la facilitación del comercio y las transacciones, actuando como una unidad de cuenta, un depósito de valor y un medio de transferencia. Su utilidad fundamental radica en su capacidad para superar los desafíos asociados con el trueque directo, al proporcionar una medida comúnmente aceptada del valor de bienes y servicios.
Desde una perspectiva histórica, el concepto de dinero ha evolucionado a lo largo del tiempo, pasando de formas primitivas como el trueque a sistemas monetarios más sofisticados respaldados por metales preciosos, y finalmente, a las formas de dinero fiduciario que prevalecen en las economías contemporáneas. Estas transformaciones reflejan la complejidad inherente a la función del dinero en la facilitación de la actividad económica y la mejora de la eficiencia en la asignación de recursos.
El dinero desempeña un papel vital en la creación de confianza y estabilidad en una economía, al servir como un medio de intercambio universalmente aceptado. La confianza en la estabilidad del valor del dinero es crucial para fomentar la aceptación generalizada y su utilización como referencia para la valoración de activos y la comparación de precios. Esta confianza se basa en la capacidad del sistema monetario para preservar su valor a lo largo del tiempo y resistir las fluctuaciones económicas.
Además de su función como medio de intercambio, el dinero también actúa como un almacén de valor, permitiendo a los individuos posponer el consumo y acumular riqueza a lo largo del tiempo. Esta característica es esencial para la planificación financiera y la gestión de recursos a largo plazo, ya que proporciona una forma de preservar el poder adquisitivo en el tiempo y mitigar los riesgos asociados con la volatilidad económica.
En términos más técnicos, el dinero se clasifica en diferentes formas, que van desde el dinero de curso legal emitido por autoridades gubernamentales hasta formas más especializadas como el dinero bancario, creado a través del proceso de multiplicación de depósitos. La oferta de dinero, junto con la velocidad de su circulación, es un determinante clave en la formulación de políticas económicas y la comprensión de los fenómenos inflacionarios o deflacionarios que puedan surgir en una economía.
En conclusión, el dinero, en su esencia, se manifiesta como un complejo sistema de símbolos y acuerdos que facilita el intercambio y la coordinación económica en una sociedad. Su comprensión integral es esencial para abordar cuestiones fundamentales en la teoría y la práctica económica, y su papel en la creación y preservación de la riqueza lo convierte en un componente crítico en el análisis de las dinámicas económicas y financieras.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de economía: