Diccionario financiero > Diccionario de fondos de inversión

Fondos abiertos

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

Los Fondos Abiertos, también conocidos como fondos mutuos, son vehículos de inversión colectiva en los cuales los inversionistas aportan su capital, y este se combina con el de otros participantes para formar un fondo gestionado por una sociedad gestora. A diferencia de los fondos cerrados, los Fondos Abiertos no tienen un número fijo de acciones y permiten la entrada y salida de inversionistas de manera continua. Estos fondos ofrecen liquidez diaria, ya que los inversionistas pueden comprar o vender participaciones al valor liquidativo al final de cada día hábil. La gestión de los activos del fondo está a cargo de profesionales financieros, y la cartera se diversifica entre distintos instrumentos, como acciones, bonos u otros valores, buscando maximizar los rendimientos y gestionar los riesgos de acuerdo con los objetivos establecidos para el fondo. La accesibilidad, diversificación y liquidez son características clave que hacen de los Fondos Abiertos una opción popular para inversores que buscan participar en los mercados financieros de manera colectiva y gestionada.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

Definición: Estos fondos de inversión compran y venden participaciones de forma continua y, por tanto, permiten a los inversores entrar y salir cuando les convenga. Las participaciones también pueden comprarse y venderse después del periodo de oferta inicial (NFO) (en el caso de los nuevos fondos de inversión). Las participaciones se compran y venden al valor liquidativo (VL) indicado por el fondo.

Descripción: El número de participaciones en circulación aumenta o disminuye cada vez que la sociedad de fondos de inversión vende o reembolsa participaciones existentes. Esta es la razón por la que el capital social de un fondo de inversión de capital variable cambia constantemente. El capital del fondo aumenta cuando la sociedad gestora vende más participaciones de las que reembolsa, porque entra más dinero.

Por otra parte, el tamaño del fondo disminuye cuando la sociedad gestora compra más participaciones de las que vende. Un fondo abierto no tiene que vender nuevas participaciones todo el tiempo. Por ejemplo, si la dirección considera que no puede gestionar de forma óptima un gran fondo, puede dejar de aceptar nuevas solicitudes de inversores. No obstante, debe canjear unidades en cualquier momento.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Los Fondos Abiertos son como un cofre mágico donde muchas personas ponen su dinero para hacerlo crecer juntas. Imagina que tú y tus amigos tienen monedas, y en lugar de guardarlas cada uno en su alcancía, deciden juntarlas en un cofre especial llamado «Fondo Abierto». Este cofre es manejado por un grupo de personas expertas llamadas gestores, quienes se encargan de tomar decisiones sabias sobre cómo invertir ese dinero.
Lo genial de estos fondos es que no tienen un límite de amigos que pueden unirse, así que cualquiera puede participar. Además, puedes poner o sacar tu dinero del cofre cuando quieras, como si fuera una alcancía gigante con una puerta siempre abierta. Cada día, al final del día, miran cuánto valen todas las monedas en el cofre y eso se llama «valor liquidativo».
Los gestores del cofre invierten el dinero en diferentes cosas, como comprar pedacitos de empresas (llamadas acciones) o prestar dinero (llamados bonos). Su trabajo es hacer que el cofre crezca, ¡y todos los que participan pueden compartir las ganancias!En resumen, los Fondos Abiertos son como cofres mágicos donde muchas personas juntan su dinero para que expertos lo inviertan y hagan crecer como por arte de magia. Es una forma divertida de aprender sobre cómo funciona el dinero y cómo se pueden hacer cosas geniales cuando trabajamos juntos.

Explicación para un profesional del sector

Los Fondos Abiertos, o fondos mutuos, representan una forma de vehículo de inversión colectiva que se erige como un mecanismo eficiente para la gestión y optimización de capitales. En su esencia, un Fondo Abierto implica la agrupación de recursos financieros de diversos inversionistas, canalizados hacia un fondo gestionado por una entidad especializada conocida como sociedad gestora. Esta figura es esencial para el proceso de toma de decisiones respecto a la asignación de activos, estrategias de inversión y gestión diaria del fondo.
A diferencia de los fondos cerrados, los Fondos Abiertos no poseen un número fijo de participaciones, permitiendo la entrada y salida continua de inversionistas. La liquidez diaria, un elemento distintivo, implica que los inversionistas pueden comprar o vender participaciones al final de cada día hábil, reflejándose este intercambio a través del valor liquidativo del fondo. Este valor liquidativo se calcula dividiendo el valor total de los activos del fondo entre el número total de participaciones en circulación.
El proceso de inversión es liderado por gestores profesionales, quienes, mediante análisis financiero y estrategias de diversificación, buscan maximizar los rendimientos del fondo y gestionar los riesgos asociados. La diversificación de la cartera, que puede incluir acciones, bonos u otros instrumentos financieros, es clave para mitigar riesgos y optimizar el desempeño del fondo en el contexto de las metas y objetivos establecidos.
En términos prácticos, los Fondos Abiertos ofrecen a los inversionistas la oportunidad de participar en los mercados financieros de manera colectiva y gestionada, facilitando el acceso a una gama diversificada de activos que, de manera individual, podrían resultar más complejos de administrar. Esta estructura colaborativa se traduce en ventajas como la reducción del riesgo específico y la posibilidad de aprovechar economías de escala.
Es relevante destacar la importancia de la transparencia y la comunicación en este proceso, ya que los gestores informan regularmente a los inversionistas sobre el desempeño del fondo y las decisiones estratégicas tomadas. Además, la accesibilidad y flexibilidad de los Fondos Abiertos se alinean con las necesidades cambiantes de los inversionistas, permitiéndoles ajustar sus participaciones según sus objetivos financieros y condiciones de mercado.
En conclusión, los Fondos Abiertos representan una herramienta avanzada y eficaz para la gestión de inversiones colectivas, integrando principios de diversificación, liquidez y profesionalismo en su estructura. Esta forma de inversión se ha consolidado como un pilar en la gestión patrimonial, proporcionando a los inversionistas un vehículo versátil y gestionado para la creación y preservación de riqueza en el complejo entorno financiero actual.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de fondos de inversión:

Ver más entradas de la misma categoría