Diccionario financiero > Diccionario de economía

¿Qué es un Presupuesto equilibrado?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

Un Presupuesto equilibrado es una situación financiera en la que los ingresos totales de un gobierno o entidad son iguales a sus gastos totales durante un período contable determinado. En otras palabras, significa que no hay déficit ni superávit en el presupuesto. Este concepto se considera una práctica financiera prudente y responsable, ya que implica que la entidad está gastando solo lo que puede financiar con sus ingresos, evitando la acumulación de deudas a largo plazo. El logro de un presupuesto equilibrado puede requerir la implementación de medidas de control de gastos o la búsqueda de fuentes adicionales de ingresos, y es un objetivo común en la gestión fiscal de gobiernos y organizaciones financieras.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

La importancia de un presupuesto equilibrado radica en su capacidad para promover la estabilidad macroeconómica. Al evitar déficits presupuestarios, los gobiernos no incrementan su deuda pública innecesariamente, lo que contribuye a mantener bajas las tasas de interés y fomenta la inversión privada. Además, un presupuesto equilibrado puede aumentar la confianza de los mercados en la economía de un país, mejorando su calificación crediticia y reduciendo el costo del endeudamiento.

Ventajas del Presupuesto Equilibrado

  1. Estabilidad Fiscal: Ayuda a mantener bajo control la deuda pública y a evitar la acumulación de obligaciones financieras futuras.
  2. Confianza del Mercado: Fortalece la confianza de inversores y acreedores en la gestión económica del país.
  3. Inflación Controlada: Al limitar el gasto público excesivo, contribuye a mantener baja la inflación.
  4. Sostenibilidad a Largo Plazo: Promueve prácticas fiscales sostenibles que no comprometen la estabilidad económica de futuras generaciones.

Desafíos y Críticas

A pesar de sus beneficios, la aplicación estricta de un presupuesto equilibrado enfrenta críticas y desafíos:

  • Flexibilidad Fiscal Limitada: Puede restringir la capacidad del gobierno para responder a crisis económicas o desastres naturales mediante estímulos fiscales o incrementos en el gasto público.
  • Crecimiento Económico: Algunos economistas argumentan que un déficit presupuestario moderado es beneficioso para estimular el crecimiento económico, especialmente durante períodos de recesión.
  • Inversión en Infraestructura: La necesidad de equilibrar el presupuesto puede llevar a la subinversión en infraestructura crítica y otros proyectos de desarrollo a largo plazo.

Estrategias para Mantener un Presupuesto Equilibrado

  1. Disciplina en el Gasto: Control riguroso del gasto público y revisión continua de programas gubernamentales para asegurar eficiencia y efectividad.
  2. Diversificación de Ingresos: Exploración de diversas fuentes de ingresos para el gobierno, incluyendo reformas tributarias y la monetización de activos estatales.
  3. Reformas Estructurales: Implementación de reformas que promuevan el crecimiento económico y la expansión de la base impositiva.

Conclusión

Un presupuesto equilibrado es fundamental para la salud fiscal y la estabilidad macroeconómica de un país. Sin embargo, es esencial adoptar un enfoque equilibrado que permita cierta flexibilidad fiscal para responder a las fluctuaciones económicas y las necesidades de inversión a largo plazo. La clave reside en encontrar el equilibrio óptimo entre la responsabilidad fiscal y la capacidad de adaptación económica para fomentar el desarrollo sostenible y el bienestar de la población.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Un «Presupuesto equilibrado» es como cuando tú recibes una mesada o dinero para gastar cada semana. Imagina que te dan 10 € cada semana, y tú decides gastar exactamente 10 € en cosas que te gustan, como golosinas, juguetes o actividades divertidas. Esto significa que no te quedas sin dinero antes de que llegue tu próxima mesada y tampoco guardas dinero extra. Tienes justo lo suficiente para lo que quieres hacer.
En el mundo de los adultos, como los gobiernos y las empresas, también hacen algo parecido. Reciben dinero de diferentes maneras, como impuestos o ventas, y luego lo usan para cosas importantes, como carreteras, escuelas y hospitales. Un «Presupuesto equilibrado» para ellos significa que gastan exactamente la misma cantidad de dinero que reciben, sin deberle a nadie ni tener dinero extra sin usar. Es una manera responsable de administrar su dinero.
Así que, en resumen, un «Presupuesto equilibrado» es como asegurarse de gastar solo lo que tienes, ni más ni menos, para que todo funcione sin problemas. ¡Es como cuando tú manejas tus ahorros de la mesada de manera inteligente!

Explicación para un profesional del sector

En el ámbito de la economía y las finanzas públicas, el término «Presupuesto equilibrado» denota una situación en la cual un gobierno, ya sea a nivel nacional, estatal o local, administra sus ingresos y gastos de manera que los dos se igualan, es decir, los ingresos son iguales a los gastos. Esta práctica refleja un principio fundamental de responsabilidad fiscal y gestión financiera, donde el gobierno se compromete a no incurrir en un déficit presupuestario al gastar más de lo que ingresa.
Para lograr un presupuesto equilibrado, el gobierno debe evaluar cuidadosamente sus fuentes de ingresos, que generalmente provienen de impuestos, tarifas y otras fuentes, y luego diseñar su gasto de manera que no exceda estos ingresos. Este proceso implica una planificación exhaustiva, donde se asigna financiamiento a diversas áreas, como educación, salud, infraestructura y servicios públicos, de acuerdo con las necesidades y prioridades de la sociedad.
Uno de los objetivos clave de un presupuesto equilibrado es evitar la acumulación de deuda gubernamental. Cuando un gobierno gasta más de lo que ingresa de manera constante, se acumula un déficit presupuestario que debe financiarse mediante la emisión de bonos o préstamos. Estos déficits acumulados pueden resultar en una carga de deuda significativa a lo largo del tiempo, lo que afecta negativamente la estabilidad financiera y puede requerir la asignación de recursos futuros para pagar los intereses de la deuda.
El concepto de presupuesto equilibrado también está relacionado con la política fiscal, ya que los gobiernos a menudo utilizan políticas impositivas y de gasto para mantener sus presupuestos en equilibrio. Por ejemplo, pueden ajustar las tasas impositivas o reducir gastos en momentos de recesión económica para evitar déficits presupuestarios. Por otro lado, en tiempos de crecimiento económico, pueden aumentar los gastos públicos o reducir impuestos.
En la teoría económica, se argumenta que un presupuesto equilibrado puede tener efectos positivos en la estabilidad económica y la confianza de los inversionistas, ya que demuestra la capacidad del gobierno para administrar sus asuntos financieros de manera responsable. Sin embargo, también ha habido debates sobre si un presupuesto equilibrado en todas las circunstancias es la mejor política fiscal, ya que algunos argumentan que en tiempos de crisis económica, es necesario aumentar el gasto público para estimular la economía, incluso si esto resulta en un déficit temporal.
En resumen, un presupuesto equilibrado es un concepto fundamental en la gestión financiera del gobierno que implica igualar los ingresos y gastos para mantener la estabilidad financiera y evitar la acumulación de deuda. Este enfoque se basa en principios de responsabilidad fiscal y planificación financiera cuidadosa, y su implementación puede tener un impacto significativo en la economía y la sociedad en general.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de economía: