Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es el Tipo de interés?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El tipo de interés es el costo que incurre un prestatario al obtener un préstamo o la ganancia que recibe un inversor por prestar dinero. Se expresa como un porcentaje y representa el rendimiento o el costo del capital en una transacción financiera. Este indicador es esencial en la evaluación de la rentabilidad de inversiones, así como en la determinación de la carga financiera asociada a la deuda. El tipo de interés puede ser fijo o variable, dependiendo de las condiciones del contrato financiero, y su variación influye directamente en los flujos de efectivo y la rentabilidad de diversas operaciones financieras.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

Tipo de interés

El cobro de intereses sobre los ingresos no siempre es bien recibido, pero todo el mundo valora los ingresos de alguna forma. Los intereses son los rendimientos del dinero que utiliza la persona que lo posee.

¿Cuál es el tipo de interés?

El interés es la cantidad que el prestamista cobra al prestatario por el capital. Una persona que deposita dinero en un banco o institución financiera también obtiene ingresos adicionales basados en el valor temporal del dinero, llamados intereses, que recibe el depositante.

Los tipos de interés de los préstamos y depósitos pueden variar en función de la finalidad y de la persona a la que se entrega el dinero.

Tipos de interés de los préstamos

La concesión de préstamos se ha vuelto crucial para el buen funcionamiento de las prácticas empresariales y la regulación adecuada del dinero en la economía, y el proceso de concesión de préstamos también se ha vuelto más flexible para apoyar el crecimiento empresarial.

Los préstamos no solo resuelven problemas financieros, sino que también ayudan a los prestatarios a planificar mejor sus finanzas.

Los tipos de interés de los préstamos se basan en el tipo de prestatario y en la puntuación crediticia asociada al prestatario. Supongamos que el prestatario tiene una baja puntuación crediticia. En este caso, los bancos pueden no prestar dinero en absoluto o cobrar tipos de interés extremos o retener el doble de garantías.

Los prestamistas privados también ofrecen préstamos a los prestatarios, pero sus condiciones pueden diferir de las de los préstamos tradicionales de bancos o instituciones financieras. Pueden cobrar tipos de interés elevados sobre la cantidad prestada e imponer otras condiciones adicionales.

En caso de impago, los bancos o instituciones financieras dejan de cobrar intereses y reclasifican los activos en sus libros. En caso de reembolso anticipado, se cobra al prestatario una penalización e intereses para evitar la pérdida de ingresos regulares debido al valor temporal del dinero.

Tipos de interés de los depósitos

La gente deposita su dinero sobrante en bancos e instituciones financieras para obtener ingresos adicionales en forma de intereses basados en el valor temporal del dinero y el interés compuesto.

El interés puede obtenerse en forma de interés simple y compuesto.

Interés simple

Es una forma más sencilla de calcular los intereses sobre el principal, ya que el plazo del préstamo se considera solo para ese año y los intereses se calculan o se proporcionan cada año sobre el mismo principal pagado o prestado.

Es más fácil de calcular e incluso un profano puede entender su cálculo.

Por ejemplo, si el importe inicial del principal es de 100 € y el tipo de interés durante un año es del 10% anual, los intereses se calculan del siguiente modo.

= € 100 * 10% * 1

= € 10

Es decir, importe principal * tipo de interés * tiempo (préstamo/periodo de amortización).

Así, según el cálculo anterior, el prestatario/depositante pagará o recibirá 110 € al cabo de un año.

Interés compuesto

Según la definición del diccionario, la capitalización es «el cómputo de intereses sobre intereses previamente devengados». Un no experto puede no entenderlo bien, ya que parece un poco complicado en comparación con el cálculo del interés simple.

Veamos la fórmula para calcular el interés compuesto:.

= importe del principal * [(1 + tipo de interés) n – 1]

Donde n = número de periodos de devengo.

Puede que muchas personas aún no sean conscientes de ello. Sin embargo, si observas detenidamente la fórmula y la definición del interés compuesto, podrás comprender su significado.

Los tipos de interés compuestos son útiles porque tienen en cuenta el valor temporal del dinero. Además, los intereses se pagan o se calculan tanto sobre la cantidad ya recibida como sobre la cantidad original, por lo que no hay pérdida de intereses sobre la cantidad ingresada.

El interés compuesto es la principal ventaja y puede ser beneficioso para los depositantes, ya que el interés de los depósitos suele ser más bajo que el de los préstamos.

Algunos prestamistas también cobran intereses compuestos, dependiendo de su política o de la solvencia del prestatario.

Deuda frente a capital

Los fondos propios son el capital propio de la empresa y ésta no responde ante sus propietarios por ese capital. La deuda son los fondos prestados de la empresa por los que ésta paga necesariamente intereses a tipos predeterminados.

Las empresas no deben depender en gran medida del capital ajeno, ya que esto compromete seriamente la propiedad de la empresa. En la industria se considera ideal una relación de transmisión de entre 0,5 y 1,5, pero esto puede cambiar dependiendo de otros factores.

Preguntas frecuentes sobre los tipos de interés

¿Qué son la TAE y la API? ¿Son los dos iguales?

TAE significa Tasa Anual Equivalente, que es el tipo de interés de los préstamos al consumo que los prestamistas cobran a los prestatarios. APY son las siglas en inglés de Rentabilidad Anual Equivalente y se utiliza cuando se cobran intereses por los depósitos en los bancos.

¿Qué factores influyen en los tipos de interés?

Los tipos de interés se ven influidos por la solvencia del prestatario, el coeficiente de ingresos, los factores del mercado, la inflación, etc.

¿Cuál es la principal diferencia entre el interés simple y el interés compuesto?

El interés simple se diferencia del interés compuesto principalmente en que el capital acumulado se carga con intereses, que se devengan con el interés compuesto y no se tienen en cuenta en el cálculo del interés simple.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que el tipo de interés es como el «precio» que se paga por pedir prestado dinero o, al contrario, la «recompensa» que recibes por prestar dinero a alguien más. Es como cuando intercambias juguetes con un amigo, pero en lugar de juguetes, aquí estamos hablando de dinero.
Entonces, si alguien te presta dinero, le tienes que devolver esa cantidad más un poquito extra, que es el tipo de interés. ¡Es como decir «gracias» a la persona que te prestó por ayudarte!Por otro lado, si tú le prestas dinero a alguien, esa persona te devuelve la cantidad que le prestaste más un extra, que también es el tipo de interés. ¡Es como una pequeña recompensa por haber sido tan amable y haber prestado tu dinero!
El tipo de interés puede cambiar, como cuando en algunos juegos modificas las reglas. Puede ser un número fijo o uno que va variando. ¡Es como el toque mágico que hace que todo el juego financiero sea interesante! Y recuerda, entender cómo funciona el tipo de interés es como aprender una regla importante para jugar de manera justa en el mundo del dinero.

Explicación para un profesional del sector

Desde una perspectiva más avanzada, el tipo de interés es una variable crítica en la teoría financiera y económica, siendo esencial en la valoración de activos, la toma de decisiones de inversión y el análisis de las condiciones macroeconómicas. Este indicador, expresado como un porcentaje, denota el costo del dinero y, por ende, la compensación requerida por la renuncia al consumo presente o la asunción de riesgos asociados con la inversión.
En el ámbito de las finanzas, el tipo de interés se divide comúnmente en dos categorías: el tipo de interés nominal y el tipo de interés real. El primero refleja el costo aparente del dinero sin tener en cuenta la inflación, mientras que el segundo ajusta este valor considerando el impacto de la inflación. Esta distinción es crucial para evaluar la verdadera rentabilidad o costo de oportunidad de una transacción financiera en un contexto económico inflacionario.
La variabilidad del tipo de interés es un fenómeno complejo y multifacético. En mercados financieros, las tasas de interés pueden ser fijas o variables, y su fluctuación está influida por factores como las políticas monetarias, las expectativas de inflación y la percepción del riesgo. Asimismo, existen diferentes tipos de interés según la naturaleza de la transacción financiera, tales como tasas de interés hipotecarias, tasas de interés interbancarias y tasas de interés de bonos, cada una con sus propias dinámicas y determinantes.
En el ámbito de la toma de decisiones de inversión, comprender el tipo de interés es esencial para evaluar la rentabilidad de proyectos y activos financieros. Los inversionistas deben sopesar cuidadosamente el rendimiento esperado de una inversión en relación con el costo de financiamiento, lo que se traduce en una evaluación de la viabilidad y eficiencia económica de dicha inversión.
La política monetaria de un país también ejerce una influencia directa sobre el tipo de interés. Los bancos centrales utilizan herramientas como la tasa de interés de referencia para controlar la oferta de dinero y, por ende, la actividad económica. Un aumento en la tasa de interés de referencia puede desincentivar el gasto y la inversión, mientras que una disminución puede estimular la actividad económica.
En conclusión, el tipo de interés es un componente crucial en la teoría financiera y económica, que permea todos los aspectos de las decisiones financieras y de inversión. Su comprensión profunda es esencial para los profesionales en finanzas y economía, ya que permite una evaluación informada de las oportunidades y riesgos en el complejo entramado del sistema financiero y económico global.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría