Diccionario financiero > Diccionario de Finanzas

¿Qué es un Trabajo en curso?

Escrito por Xavier Tarrasó y revisado por Javier Borja

Definición

El «Trabajo en Curso» es un término contable utilizado para referirse a los costos asociados con proyectos o trabajos que aún no han sido completados. En el ámbito financiero y contable, esta categoría incluye los gastos directos e indirectos en los que una empresa incurre durante la realización de proyectos o la producción de bienes que están en proceso, pero que aún no han alcanzado su fase final. La contabilización del trabajo en curso permite a las empresas evaluar con precisión los costos asociados con proyectos en desarrollo, facilitando la toma de decisiones y proporcionando una visión detallada del estado financiero de la entidad en un momento dado.
Alejandro Borja

Encargado de la Educación Financiera en Finantres

En Finantres escribimos nuestros contenidos por y para ti. Por eso nuestro diccionario es diferente a cualquiera que te vayas a encontrar en internet.

En todos nuestros términos tendrás siempre:

  • Una definición inicial.
  • Una explicación detallada.
  • Una explicación como si se lo estuviésemos explicando a un niño de 10 años.
  • Y una explicación final como si se lo estuviésemos explicando a un profesional del sector.

¿Qué es un trabajo en curso?

El trabajo en curso puede definirse como una fase en la que un producto está parcialmente terminado y a la espera de ser finalizado. El carácter incompleto se debe a que está sujeto a cambios. No es ni el principio ni el final de un producto o servicio. Es el tiempo intermedio que indica cuánto trabajo y material se ha empleado en producir un artículo antes de ponerlo a la venta. También se denomina trabajo en curso y se utiliza indistintamente con el término trabajo en curso. Los trabajos en curso son una anotación en el balance que se realiza cada año cuando se presentan los estados financieros. No se refiere al coste de las materias primas en la fase inicial ni al coste del producto final en la fase final.

¿Qué es WIP en contabilidad?

El trabajo en curso tiene su propio lugar en el balance de un estado financiero. Aparece en el balance como activo circulante. Se llama así porque los artículos que contiene son artículos de venta potencial que pueden generar ingresos para la empresa. Los valores se registran en un libro mayor o grupo separado si el volumen es grande. Para volúmenes más pequeños, las entradas de trabajos en curso pueden combinarse con los otros dos inventarios. Lo más frecuente es encontrar diferencias entre el valor de los productos acabados y el coste de producción declarado. Esta diferencia se denomina desviación del trabajo en curso.

A los gestores contables les resulta difícil asignar un valor de coste correcto a los trabajos en curso. Esto se debe a que el artículo en cuestión está sujeto a cambios en los costes y procesos a medida que pasa a la siguiente fase. Se recomienda que los trabajos en curso pasen a la fase de acabado antes de la liquidación. Esto facilita la determinación del valor correcto. También se puede asignar un valor estándar de trabajo en curso a las partidas en bloque en la fase WIP para corregir imprecisiones. Se puede intentar reducir el trabajo en curso al principio de la fase de producción. Esto puede ayudar a evitar interrupciones y a detectar productos defectuosos con antelación.

¿Cómo se calcula el trabajo en curso?

En un proceso de producción, es probable que haya transiciones en cada etapa. Por tanto, es difícil predecir o asignar un valor exacto a los costes, sobre todo en el ínterin. Puede ser necesario rediseñar los productos, dañarlos durante el proceso o sustituirlos por un material diferente. Se trata de un proceso dinámico y puede dar lugar a errores de estimación. Existe una fórmula estándar para calcular el WIP, que es la suma del coste de los materiales, la mano de obra y el coste de producción del producto final. Los costes asumidos en la fase inicial del PEP no son necesariamente los costes encontrados en la fase final. El inventario justo a tiempo es una estrategia en la que los materiales solo se suministran cuando se necesitan. Esto puede ayudar a pasar elementos de trabajo en curso a finalizado antes de que se contabilicen.

La importancia del trabajo en curso

El WIP es una fase importante de la producción que ayuda a los operarios a analizar el estado de la producción.

Los análisis pueden ayudar a identificar el patrón de producción para que los trabajadores puedan decidir si aumentar o disminuir la producción para satisfacer la demanda.

Las WIP se muestran como un activo en el balance porque pueden convertirse en productos acabados y oportunidades de venta.

Son el factor más importante para determinar el coste de las mercancías vendidas (COGS) en el balance.

Esto es importante si quieres solicitar un préstamo.

Las partes interesadas necesitan la documentación de los costes WIP para finalizar las inversiones.

El estado de la cadena de suministro viene determinado por los WIP, ya que el trabajo en curso que no se convierte en productos acabados se considera un indicio de ineficacia.

¿Cuál es la diferencia entre trabajo en curso y trabajo en curso?

Aunque a menudo se utilizan indistintamente, el término «trabajo en curso» se refiere a la producción a largo plazo y el término «trabajo en curso» a la producción a corto plazo.

¿Cuál es la fórmula para calcular el WIP?

El WIP se calcula sumando el coste de los materiales producidos, el coste de la mano de obra invertida y el coste de obtención del producto acabado.

¿Dónde se encuentra el WIP en el balance?

El trabajo en curso se contabiliza como activo circulante en el balance de un estado financiero.

¿El WIP es un ingreso o un gasto?

El WIP se considera un activo que genera ingresos una vez que se vende. Sin embargo, una menor calidad en la producción puede dar lugar a productos defectuosos que no generen los ingresos esperados.

Explicación para que lo entienda un niño de 10 años

Imagina que estás construyendo un increíble set de LEGO. Cuando comienzas a armarlo, algunos bloques ya están conectados, pero aún no has terminado. Esa parte que estás construyendo pero que no está completa se llama «Trabajo en Curso». Es como cuando estás en medio de hacer una gran obra de arte, pero aún no has puesto todos los detalles.
Entonces, en las finanzas de una empresa, el «Trabajo en Curso» es como un proyecto o tarea que están realizando, pero que aún no han terminado del todo. Por ejemplo, si una fábrica está haciendo juguetes, el trabajo en curso serían los juguetes que están en proceso de fabricación pero que no están listos para venderse. Es como si estuvieran en mitad del camino para completarse.
La razón por la que las empresas siguen la pista del trabajo en curso es para saber cuánto dinero están gastando en esos proyectos o productos antes de que estén completamente terminados. Así, pueden planificar mejor, entender cuánto les costará y tomar decisiones inteligentes sobre cómo manejar su dinero mientras continúan construyendo o fabricando cosas emocionantes.

Explicación para un profesional del sector

El concepto de «Trabajo en Curso» en el ámbito financiero y contable implica un elemento esencial en la evaluación de los costos asociados con proyectos o procesos de producción que aún no han alcanzado su culminación. Desde una perspectiva contable, esta categoría se refiere a los gastos directos e indirectos acumulados hasta el momento presente en la ejecución de un proyecto o en la manufactura de bienes específicos. Este término se asocia comúnmente con la contabilidad de costos y la contabilidad de gestión, donde la comprensión precisa de los recursos empleados en el desarrollo de ciertas actividades resulta imperativa para la toma de decisiones informadas.
La contabilización del trabajo en curso tiene lugar en el balance de una entidad, donde se clasifica como un activo corriente, representando así el valor acumulado de los recursos invertidos hasta la fecha. Este enfoque se alinea con el principio de reconocimiento de costos, que aboga por asignar los costos a los periodos en los que se incurren y no solo cuando los productos o proyectos se completan.
En un contexto más técnico, los costos asociados con el trabajo en curso incluyen tanto los costos directos, como materiales y mano de obra directa, como los costos indirectos, que pueden ser más difíciles de asignar directamente a un proyecto específico. La contabilidad del trabajo en curso busca discernir y asignar estos costos de manera precisa, utilizando métodos de estimación y asignación basados en principios contables aceptados.
Desde la perspectiva de una empresa manufacturera, por ejemplo, el trabajo en curso se manifestaría como los productos parcialmente ensamblados o en proceso de fabricación. Esta categoría proporciona una visión de los recursos invertidos en la producción, lo cual es crucial para la gestión eficiente de inventarios y la planificación de costos.
La evaluación del trabajo en curso no solo es esencial para fines internos de la empresa, sino que también cumple un papel significativo en la presentación de informes financieros externos. La transparencia en la contabilización de los costos en curso contribuye a una comunicación clara y precisa con las partes interesadas externas, como inversores, analistas y reguladores, quienes buscan comprender el estado financiero de la entidad en un momento dado.
En conclusión, el concepto de trabajo en curso se erige como un componente vital en el ámbito contable y financiero, permitiendo a las entidades capturar y cuantificar los recursos invertidos en proyectos o procesos en desarrollo. La aplicación precisa de esta categoría facilita la toma de decisiones estratégicas y la gestión eficiente de los recursos, contribuyendo a una rendición de cuentas clara y transparente sobre la salud financiera de una organización.
En Finantres, promovemos la utilización de fuentes primarias entre nuestros redactores para respaldar sus trabajos. Estas fuentes incluyen documentos técnicos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos de la industria. Asimismo, hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores reconocidos cuando resulta pertinente. Nuestra política editorial se centra en la producción de contenido preciso e imparcial.
 
Fuentes principales del diccionario de finanzas:

Ver más entradas de la misma categoría